borges antes de scorsese

la clave de shutter island, la mejor película de scorsese en los últimos diez, quince años, es el déjà vu: la sensación terrible –sobre todo para el protagonista teddy daniels (leonardo dicaprio)– de que las cosas están sucediendo nuevamente, tal vez interminablemente. tal vez: circularmente. los sucesos tienen un raro sabor atroz pero pasado, los recuerdos parecen presagios. eso, dentro de la película. pero fuera de ella también: cuando yo la vi, tenía la sensación de que la había visto antes. acaso varias veces. lo atribuí a un conocimiento genérico –”el cine de horror que sucede en manicomios es siempre así, parecido a sí mismo”–, pero esta mañana comprendí que no era así. releí, por casualidad, el milagro secreto, cuento de borges que está en ficciones y que relata, con una prosa que está entre lo mejor del autor (“una vehemencia de último sol exalta los cristales”, escribe, por ejemplo), la historia del milagro cronológico que dios le otorga al escritor hladík la víspera de su fusilamiento para que éste pueda terminar la que considera será la obra que lo redimirá ante los seres humanos: la pieza teatral los enemigos. dentro del cuento hay una especie de sinopsis –pero la palabra es grosera– de los enemigos. va así:

…De todo ese pasado equívoco y lánguido quería redimirse Hladík con el drama en verso Los enemigos. (Hladík preconizaba el verso, porque impide que los espectadores olviden la irrealidad, que es condición del arte.)

Este drama observaba las unidades de tiempo, de lugar y de acción; transcurría en Hradcany, en la biblioteca del barón de Roemerstadt, en una de las últimas tardes del siglo diecinueve. En la primera escena del primer acto, un desconocido visita a Roemerstadt. (Un reloj da las siete, una vehemencia de último sol exalta los cristales, el aire trae una arrebatada y reconocible música húngara.) A esta visita siguen otras; Roemerstadt no conoce las personas que lo importunan, pero tiene la incómoda impresión de haberlos visto ya, tal vez en un sueño. Todos exageradamente lo halagan, pero es notorio—primero para los espectadores del drama, luego para el mismo barón— que son enemigos secretos, conjurados para perderlo. Roemerstadt logra detener o burlar sus complejas intrigas; en el diálogo, aluden a su novia, Julia de Weidenau, y a un tal Jaroslav Kubin, que alguna vez la importunó con su amor. Éste, ahora, se ha enloquecido y cree ser Roemerstadt… Los peligros arrecian; Roemerstadt, al cabo del segundo acto, se ve en la obligación de matar a un conspirador. Empieza el tercer acto, el último. Crecen gradualmente las incoherencias: vuelven actores que parecían descartados ya de la trama; vuelve, por un instante, el hombre matado por Roemerstadt. Alguien hace notar que no ha atardecido: el reloj da las siete, en los altos cristales reverbera el sol occidental, el aire trae la arrebatada música húngara. Aparece el primer interlocutor y repite las palabras que pronunció en la primera escena del primer acto. Roemerstadt le habla sin asombro; el espectador entiende que Roemerstadt es el miserable Jaroslav Kubin. El drama no ha ocurrido: es el delirio circular que interminablemente vive y revive Kubin.

como puede verse, la historia terrible de los enemigos es la misma que la de shutter island: un loco que delira su propia historia interminablemente, circularmente. sería vulgar, claro, decir que esto es un plagio de borges. no lo es. más bien los enemigos de hladík y el milagro secreto de borges y shutter island de scorsese son una copia –un plagio o una calca– del mundo, que es el sueño de un loco que delira una historia interminablemente: circularmente.

acá: borges antes de charlie kaufman

~ by alonso ruvalcaba on August 10, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: