8 películas que me traumaron muy cabrón

1. king kong (1931) de merian c cooper, ernest b schoedsack; y 2. king kong (1976) de john guillermin
a estas alturas no sé cuál de las dos vi primero. recuerdo, eso sí, la sensación de ¿absurdo? o ¿vacío? o una cosa parecida la primera vez que vi la muerte del gran simio. ¿sería a color o en blanco y negro? no importa. en la mente se mezclan el chango sencillo de la viejita, el chango calenturiento de la setentera, el empire state y las perdidas torres gemelas. durante varios años mi mamá no me dejó ver los últimos diez o quince minutos de ninguna de las dos. se le agradece.

3. el resplandor (1980) de kubrick
una de varias películas que me traumaron sin haberlas visto. nos la contó mi papá en una comida porque obviamente no nos dejaban entrar a verla al cine. (ni nos alcanzaba para tener una beta o cable.) mi hermana y yo fingíamos que íbamos a verla al “cine” de la sala –la pantalla era en realidad las luces de los carros en las ventanas que daban a la calle monterrey– y ella me la narraba en tiempo real –“ya salieron las gemelas en el elevador”, “ai va el niño en su triciclo”, “ya se volvió loco el escritor”– frente a esas luces móviles. PAVOROSO. años después, cuando la vi casi completa, obviamente me pareció aburridísima.

(y me lo sigue pareciendo.)

4. elsa, la leona de dos mundos (1966) de james hill
la película más culera de la historia del cine tiene, también, a la leona más bella de la historia del cine. ojetísimamente, sus amos la crían en cautiverio y, en algún punto, deciden que la pobre leona debe reintegrarse a la sabana. miren los primeros veinte segundos de este clip. éstos me jodieron la puta vida. (niños, cuidado: son los veinte segundos más tristes que se han filmado.)

5. clase 1984 (1982) de mark l. lester
el póster decía: ¿éste es tu futuro?, y juro que yo sí me la creí. tipos rapados o con los pelos verdes, estoperoles, armas, drogas. los jóvenes (en los cortos, en el viejo cine las américas, porque ni loco hubiera ido a verla) parecían triunfar sobre los maestros a punta de navajazos. para mí, eso era el fin del mundo.

6. el despertar del diablo (1982) de sam raimi
otra que me traumó sin haberla visto. quién sabe cómo carajos se contaban las películas entonces. recuerdo, eso sí, al carablanca, a díaz, a pichilín y al maciel comentando la secuencia en que un árbol viola a una chavita. uhuhuhuhuh: mi primer momento realmente neanderthal. benditos sean.

(años más tarde, cuando la vi, me di cuenta de que esos weyes no le habían entendido.)

7. la dama y el vagabundo (1955) de clyde geronimi, wilfred jackson y hamilton luske
pero no me traumó por la rata de cine de horror ni por la escena tristísima en que el viejo triste recupera un poquito de su olfato para honorable, heroicamente salvar a su enemigo golfo. en realidad me traumó por este sabio (sabio sabio sabio) parlamento de golfo: “pero acuérdate, preciosa –le dice a reina el día en que la acaba de conocer–, el corazón del hombre es caprichoso con sus cariños y afectos. y cuando llega el del bebé… el del perro se acaba.” ese día (tendría yo 3 o 4 años) supe a ciencia cierta que mis papás no me querían.

8. loquillo se la mama (circa 1981)
oquéi: ésta no es película, pero como si lo fuera. estamos en un parque de la colonia roma mi cuate loquillo, que debe tener 11 años, y yo, que debo tener 8. entonces este cabrón me pregunta: ¿quieres ver cómo me la mamo? y yo le contesto que sí. se baja los pantalones, se acomoda bocarriba en una base para hacer abdominales, eleva las piernas, se dobla se dobla se dobla y de pronto ya tiene la verga entre los labios. entonces se la empieza a mamar con un afán digno, cuando menos, de un pito ajeno. no me acuerdo si se vino o no. digan si la escena no es digna de una película –algo coming-of-age europeo o al menos europeizante… léolo, anyone?– y digan si no debí quedar traumado.

por cierto, nunca he podido repetir esa hazaña.

~ by alonso ruvalcaba on March 24, 2011.

20 Responses to “8 películas que me traumaron muy cabrón”

  1. no sean así, dejen un trauma en los comments.

    • Jajaja, mi mejor amigo también se la puede -o pudo- mamar solo. No sé si soy muy morbosa pero más que trauma me dio risamiedo, como con las portadas del Alarma! o algo así.

  2. El joker muerto en la primera batman de tin burton, con ese close up a su cara sonriente y las risas infinitas que parecian no venir de ninguna parte. Por años imaginé un final diferente, con el joker en la carcel o algo asi. Tenia cinco años y ya estaba reprimiendo recuerdos.

  3. Tambien me traumé en Quién engañó a Roger Rabbit, cuando el villano demuestra que puede matar a una caricatura derritiendo un zapatito. :(

  4. Nooooo… por qué terminas con esa imagen, tan bien que íbamos. Escribiré un post pensando en este… porque sería muy largo…

    Pero sí, definitivamente que algunas pelis te trauman sin haberlas visto… Como Irreversible, NO LA VOY A VER. Y habrá muchas otras… esas películas no deberían hacerse… jajajaja.

    Saludos
    c.

  5. porque realmente me traumó, lata. imagínate.

    y, taquero, no me acuerdo de eso del zapatito pero suena terrible. :o(

  6. (pasa un link, no?)

  7. Creo que igual que Lata, sería Irreversible, la empeze a ver pero me mareo las vueltas.

    A woman under de Influence, no me gustaria tener un matrimonio asi.

    Esto no va en películas, pero de niño me traumaba mucho Misterios sin resolver, si me daba miedo los asesinos y eso, ya después entendi que eran casos de los 80’s y en estados unidos, pero como a los 7-8 años si me daba un buen de miedo.

  8. Lo encontré en una buscada rapida al youtube, perdón por la calidad:

  9. a mi me traumo project x, en argentina se estreno con el nombre “proyecto secreto simio”. sobre el final cuando el terrible laboratorio se empieza a desmoronar, no me acuerdo si por una explosion o que, matthew broderick mira destras de una puerta inviolable a un simio al que no puede salvar. y el simio, solo y sabiendo que va a morir, tambien lo mira.

  10. muchos, muchísimos güevos al taquero por ese recordatorio.

    (nocierto, pero wei: la vi a los cinco con mis primos y ni uno de ellos fue para decirme cuando empecé a llorar ‘tranquilo, gabo, es una caricatura nadamás’.

    lo bueno es que no sueño con ese caclecito desdel 2006).

  11. Ya me acorde de otro, en Stand By me, cuando de les pegan las sanguijuelas. POr un tiempo no me podía meter a ningun rio por miedo a salir lleno de animales.

  12. y wei: luego se quejan de que raaango y la madre.

  13. chale. qué bueno que yo ya estaba grandecito cuando estrenaron roger rabbit. acabo de ver la muerte esa y sé que me hubiera jodido la vida. todavía más.

    y, gabo, ora cuál queja?

  14. señor b,

    por qué será que nos torturan con animales. la de project x –que no he visto, bendita sea, pero sobre la que leí hace no mucho en animal liberation de peter singer– se oye espantosa.

  15. uy, pienso en un chorro de escenas de terror de la infancia:

    – el susto de la cocina de ‘poltergeist’ http://tinyurl.com/yapnphw (que, ahora que lo pienso, en algo se parece al increíble susto de la cocina de ‘actividad paranormal 2’.
    – el supuesto fantasma de ‘tres hombres y un bebé’: http://tinyurl.com/5t4ce3p
    – la niña que se queda atrapda en el cuadro de ‘las brujas’ (una de mis películas favoritas): http://tinyurl.com/678hnal (ah! y de esa misma, la escena en que las brujas se quitan los zapatos y resulta que tienen los pies rectangulares y sin dedos).

    de películas que no fueran de miedo me traumó ‘rojo amanecer’ porque mi mamá nunca me dejó verla. bueno, y obvio, bambi, dumbo, el rey león (pero esas a quién no?)

    segurísimo que ahorita en la noche se me ocurren más.

  16. Fácil:En Dumbo, cuando separan a Dumbo de su mama. Me gastaré un porcentaje considerable de lo que gane en lo que me resta de vida en terapias y psicólogos, y ni con eso tendré idea del impacto total que tuvo esa escena sobre mi. Juro que no exagero.
    (aunque esa del zapato de roger rabbit también dio tremendo trauma)

  17. Todos mis traumas, todas las películas que no vi, las pasaron los domingos de 1992 a 1996 en la tele. Íbamos de visita a casa de mi abuela paterna, y siempre fueron todos tan mochos en esa casa, que al mínimo asomo de piel nos apagaban la tele. Ahora recuerdo que nos prohibieron Roger Rabbit porque su chica era demasiado sexy (Jessica Rabbit ¿no?) y, la aburridísima “la sombra del amor”, a la fecha me hace creer que no hay nada más tabú que la escena en la que moldean barro XD

  18. De morro me traumó un putero Wizards que es del mismo wey que igualmente me traumó (pero calientemente) con Cool World. La trama de esta chingadera era futurista apocalíptica, una pinche animación salvaje y agresiva que recuerdo haber vomitado cuando tenía como doce. Después me ganó cuando me la paró al ver a Holly Would tanto animada como en vivo con esa Kim Basinger que ah chinga… como extraño.

  19. Merecen una mención especial los documentales sobre Chernobyl que veía en el discovery cuando era muy pequeña; a mí de la guerra fría me quedo el miedo a los desastres nucleares y cuando vi “El despertar del diablo” (aunque ya tenía como 14 años) me daba mucho miedo.

    (Yo también me acuerdo de ese documental de la leona, a veces me acuerdo de ella y me dan ganas de tener un felino de mascota.)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: