paradise lost vs heat: un par de notas

el satanás de john milton y el neil mccauley de michael mann son hijos de un mismo texto. ambos perdieron algo. ese algo, en el caso de satanás, ha sido discusión centenaria: puede ser el poder, la imaginación, o la grandiosa dimensión del paraíso. en lo que lo recupera, vive hundido: miren los versos 242-5 del tercer libro:

is this the region, this the soil, the clime,
said then the lost arch-angel, this the seat
that we must change for heav’n, this mournful gloom
for that celestial light?

(es esta tierra, este clima, esta oscuridad la que debemos soportar en lugar de disfrutar el cielo?). mccauley no es distinto. la ciudad, para él, tiene el mismo ‘mournful gloom’: todo lo opuesto del paraíso, que está en las islas fiyi, donde las algas hacen quel mar brille en la noche (no las conoce, sólo ha escuchado lo que dicen). además, su sueño más recurrente le recuerda que ‘necesita tiempo’ y, como satanás, está convencido de que debe luchar para no pasar el resto de su vida en una cárcel (libro ii: 54-61).

paradise lost y heat están unidos por su heroísmo (heroísmo, no antiheroísmo) postlapsario, por su naturaleza fallida. en ambas obras, el máximo pecado es el orgullo, pero también el máximo error en su drama: con una pizquita menos de soberbia, ambos habrían recuperado el paraíso. es posible inferir que su preocupación final es quitar a dios del camino, eliminar la que consideran su injusticia. el dilema (que no lo es tanto) es elegir entre la soberbia y el anhelo del paraíso. ambos, por supuesto, eligen la soberbia.

pd. paradise lost y heat están unidos también por la luz. chéquense los versos 1034-7 del segundo libro:

but now at last the sacred influence
of light appears, and from the walls of heav’n
shoots farr into the bosom of dim night
a glimmering dawn…

que reverberan en los versos 1-55 del tercer libro (famoso canto a la luz miltoniano), que a su vez reverbera en los minutos 145-6 de heat, cuando nate le avisa neil que puede partir sin cuidado:

y el paraíso vuelve:

y una voz canta el canto a la luz.

~ by gabriel lv on March 16, 2011.

One Response to “paradise lost vs heat: un par de notas”

  1. Y es irónica -y magistral- su entrega a la soberbia, desde que en esa conversación con el detective Vincent Hannah -¿Hannah vendría a ser una suerte de Arcángel Gabriel?-, después de citarle su disciplina a Hannah, éste le pregunta: “¿y dejarías a esa mujer?”. McCauley le contesta: “that’s the discipline”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: