un gran salto para un hombre, un gran salto para la humanidad

la emoción de presunto culpable me parece la de la conquista espacial, o la de antoine doinel mirando el mar. rebasa por años luz la indignación, en la que tanto hincapié se ha hecho.

por supuesto que hay en el juez, en la fiscal, en los judas, un deterioro vetusto y macabro pero, ¿qué interés podría tener la estulticia, la linealidad del pensamiento si no es en función de un motivo mayor? quiero decir que la emoción nace en el tema de la culpa, y no de la culpabilidad. (basta ver el tráiler para saber que el protagonista no ha matado a nadie).

una posible sinopsis de presunto culpable es ésta: la historia de un hombre que ha sido encerrado por un crimen que no cometió, pero que justifica como un castigo de dios. así pues, presunto culpable trata sobre el perdón más equívoco de todos, pero también el que, una vez alcanzado, resuena con mayor fuerza en el universo: el perdón a uno mismo.

quizá por eso, cuando el juez decide por segunda ocasión que antonio es culpable, la indignación no logra ser absoluta: antonio ha hecho todo lo posible por salir de ahí. acaso por poseer –gracias a los abogados y a una poderosísima exigencia personal– el fuego de la palabra, antonio es un hombre más libre que todos nosotros.

sólo entonces vuelve a la mente la primera imagen de la película, lúcida y primordial.

~ by gabriel lv on February 21, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: