un apunte sobre synecdoche, ny

synecdoche ny

sinécdoque, ny de charlie kaufman tiene los rasgos esenciales de todo juego: la simetría, las leyes arbitrarias, el tedio, y de ella cabría repetir lo que declaró schopenhauer de las doce categorías kantianas: todo lo sacrifica a un furor simétrico, en este caso reflejado como en un espejo magnificador. es difícil gustar de sinécdoque (a la cual, creo, se puede aplicar ese tropo pero también la figura retórica del pleonasmo): casi tan difícil como no sentirse fascinado, hipnotizado y tal vez un poco asqueado por ella.

pero lo que más me llama la atención es que, en la respuesta crítica a esta película, el adjetivo “original” aparezca constantemente. (también suele aparecer la palabra “surrealista” pero eso ya entra en el terreno de la franca mamada.) evidentemente, que una obra sea “original” o no no tiene ninguna consecuencia en su calidad –ejemplos: góngora “mientras por competir con tu cabello”, shakespeare tragedie of romeo and iuliet–. y sin embargo la historia de sinécdoque, ny, con nombres cambiados, con circunstancias cambiadas, ha sido dicha varias veces, que yo sepa. (de nuevo: este hecho no incide en su calidad y este post no es un argumento contra la peli sino un apunte lateral a ella.) está por ejemplo en un libro de bertrand russell (problems of philosophy), está en una página de locke, en un capítulo del quijote y en una de las mil y una noches cuyo número ya no recuerdo. también está en un minicuento de borges, que es el motivo de que yo escriba este apunte, y en el que no pude dejar de pensar durante el par de horas que dura sinécdoque, ny, esa película fascinante, repelente y deprimente. se llama

del rigor de la ciencia

en aquel imperio, el arte de la cartografía logró tal perfección que el mapa de una sola provincia ocupaba toda una ciudad, y el mapa del imperio, toda una provincia. con el tiempo, estos mapas desmesurados no satisficieron y los colegios de cartógrafos levantaron un mapa del imperio, que tenía el tamaño del imperio y coincidía puntualmente con él. menos adictas al estudio de la cartografía, las generaciones siguientes entendieron que ese dilatado mapa era inútil y no sin impiedad lo entregaron a las inclemencias del sol y los inviernos. en los desiertos del oeste perduran despedazadas ruinas del mapa, habitadas por animales y por mendigos; en todo el país no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas.

~ by alonso ruvalcaba on August 26, 2009.

10 Responses to “un apunte sobre synecdoche, ny”

  1. Ah, la originalidad, esa característica tan sobrevalorada. Acaso deba mencionarse la singularidad de la obra de Kaufman, en el contexto del cine estadounidense, más que su originalidad, ´por lo menos con respecto a esta cinta.

  2. bueno, pero el cuento de borges, ¿chingón o chafa?

  3. No, no, pues chingón, qué caray… Y a propósito, para originalidad, lo que se llama originalidad, la de Pierre Menard.

  4. A mí Kauffmann me viene valiendo cacahuete (llámenme prejuicioso; lo soy), pero el cuentito de Borges es de una chingonería mayúscula. Ovación de pie.

  5. bueno, digamos que a mí también kaufman me vale un cacahuate (bueno, no: prefiero un buen cacahuate que a kaufman), pero sinécdoque la peli sí me llama mucho la atención.

    también sinécdoque, el tropo o la figura retórica. :o)

    y diezmartínez tiene razón: pierre menard es el último de los originales. el más grande.

  6. Es, como dijiste, un juego: muchos datos que recién se aprecian cuando se la ve por segunda vez, mucha reduplicación, muchos guiños. Le falta el humor y el dinamismo de otras películas de Kaufman (Human Nature, por ejemplo). Y sí, el tema es más que conocido; la puesta en abismo no es nueva, el desdibujamiento de los límites entre ficción y realidad es moneda de uso corriente, y gran parte de las cosas parecen sacadas de libros de Baudrillard o Deleuze. Muy posmo. Pero, como ejercicio lúdico, es genial. Se vuelve paradojal, además. (Anoté algunas cosas en mi blog, si te interesa -dejo el link del website). Un saludo.

  7. Mucha gente, pocas ideas. Así. Ajá.

  8. […] acá: borges antes de charlie kaufman […]

  9. charlie kaufman es buenisimo! también me recuerda mucho a borges y sus relfejos en Adaptation!

  10. felicitaciones pro el blog

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: