ficco 2009 :.: trouble the water

trouble the water

hace diez años apareció el proyecto de la bruja de blair y en 2008 cloverfield y rec retomaron su legado: las tres, como casi todo el mundo sabe, son cintas de horror de aspecto documental; sus protagonistas –jóvenes que preparan un documental en la bruja; jóvenes que deciden grabar en video el ataque de un monstruo a la ciudad de nueva york en el caso de cloverfield; una conductora de televisión y su camarógrafo durante la grabación de un programa rutinario en el de rec– tienen a la mano una cámara y la utilizan en plan verité para grabar los horrores que suceden alrededor suyo, por ejemplo: el brote de una enfermedad que convierte a sus pacientes en zombis violentísimos. estas tres películas comparten un defecto y una virtud paralelos: el “defecto” (las comillas no son caprichosas) es que el asunto central de cada una de ellas es ficticio; la virtud es que, gracias a su destreza técnica y al compromiso de sus ejecutores con el estilo que han elegido, las tres consiguen de verdad aparentar que no son ficciones.

trágicamente, ni esa virtud ni ese defecto están en trouble the water (eua, 2008) de carl deal y tia less. poco antes de que el huracán katrina llegara a nueva orleans un par de jodidos del distrito ix de la ciudad –scott y kimberly rivers roberts, aspirante a rapera cuyo pseudónimo es black kold madina– compran una cámara de video. ni ellos ni su familia tienen los medios para huir de la ciudad y, como es bien sabido, el gobierno es demasiado despreocupado y demasiado torpe para evacuarlos. deben aguantar el golpe en su casa: “nos tenemos que quedar y sobrevivir” le dice black kold madina a su cámara. para ello se hacen de provisiones y se reúnen simplemente a esperar y “reportar” a un público imaginario, con la ayuda de la cámara, los hechos que no se ven suficientemente alarmantes (imágenes de archivo de noticieros, recuperadas por los directores, parecen indicar que nueva orleans saldrá bien librada del asunto del clima, aunque un poco traqueteada) aún poco antes de que katrina caiga con su furia horrenda sobre la ciudad. entonces empieza a llover.

está claro que no hay ningún spoiler que pueda impedir contar esta historia en esta página: todos sabemos que apenas hubo unos días entre el esplendor y la belleza de nueva orleans y su destrucción y sumergimiento; todos hemos visto los cadáveres flotantes; todos hemos padecido, con una mezcla de horror y asco, los testimonios de quienes sí fueron rescatados. pero trouble the water es distinta: la familia graba desde el centro del huracán; la vemos aterrarse ante los niveles del agua; la vemos refugiarse en el ático, que –una vez que los diques de la ciudad ceden– probablemente se inundará también. esto es, exactamente, lo que la bruja de blair y sus herederas no pueden ser: cine de horror documental.

aún quedan dos funciones de trouble the water en ficco. horarios, acá.

~ by alonso ruvalcaba on February 24, 2009.

7 Responses to “ficco 2009 :.: trouble the water”

  1. pero, ¿es bueno o es malo el cine de horror documental?
    es pregunta
    siempre queda la duda, igual que con la música: más valdría pensar, en todo caso, si hay buena o mala música, y punto…
    igual y todo se vale ahí estaría el ejemplo del cine animado documental
    qué padre sería poder documentar el cine negro, qué se yo…

  2. La veremos. Por cierto, acabo de ver Diary of the Dead, de George A.Romero, y vaya que ofrece varias reflexiones al respecto del tema del horror y la “documentación del horror”. Ya hablaremos de ella más adelante.

  3. Yo pienso que es más bien que el “defecto” ya se ha ido, toda vez que ahora sí los hechos son no-ficticios. Tal vez la destreza técnica no se encuentre en “Trouble the Water” pero sí el compromiso de esos cineastas improvisados con ese estilo.

    ¿Y a poco no están bien chidas las canciones de Black Cold Madina?

  4. Los hechos no-ficticios de una tragedia, vaya que pesan. Loa cineastas improvisados deben ser atendidos con la mejor de las disposiciones y apertura. Nadie sabe si de allí surgirá algo que, igual y del lado de quienes no se consideran a si mismos improvisados, o clavados, nomás no se da.

  5. las canciones sí están chingonas, la neta; la vieja tiene una maestría dialectal innegable (no sólo se nota en sus rolas sino continuamente en toda la película). respecto de cómo tratar a estos cineastas improvisados, me sorprendió que black cold madina no esté en los créditos como codirectora. es lo mínimo que debieron hacer los directores: sin ella, no tendrían película!

  6. Bueno, le dieron el crédito de consolación, al citarla como 1 de los 3 directores de fotografía. Ahí ‘ta.

  7. cierto cierto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: