fernando eimbcke : aburrido | segunda parte

eimbcke

va la segunda y última parte de la entrevista con fernando eimbcke, wunderkind de la cinematografía mexicana…

hay un estilo marcado en ambas pelis, ésta es más pesada, las composiciones… ¿son tuyas o del fotógrafo?

las trabajamos los dos. yo tenía esta imagen de un personaje chiquito y una pared grande: ésa era la imagen que a mí me obsesionaba. creo que habré fotografiado, no sé, 600 paredes, y cuando empezamos a filmar, filmamos a juan caminando, caminando, caminando… la editora nos decía ‘¡ya no lo filmen caminando! ¡ya está!’, era muy obsesivo. y esta cosa muy simétrica era para darle este tedio visual en un pueblo donde no pasa nada y el personaje no tiene ninguna dirección, ni hacia adelante ni hacia atrás.

sí, rompes el eje.

sí, va como de lado a lado y no está avanzando, y ésta era la idea desde el principio de un viaje circular. como decía paula markovitch: una road movie fallida. siempre regresa al mismo punto, no está avanzando el personaje, y regresa al mismo punto y al hogar, que es muy parecido, lo noté hasta hace poco que estuve leyendo a joseph campbell, es lo que se llama el viaje del héroe, hay esta cosa del viaje circular.

justo quería preguntarte: ¿piensas a tus personajes como héroes?

pues como héroes, pero con sus defectos, sí, como héroes. en temporada al principio hay un cuadro de un edificio que dice “niños héroes” y sí son héroes, tienen el valor de enfrentarse a las cosas, son héroes como todos: somos héroes por un día, así, poquito, cachitos, las cosas que hacemos, cuando tenemos el valor de hacerlo. [canta el coro de “heroes”, de bowie]. por un día, después eres el antihéroe y después eres un cobarde, después vuelves a ser un héroe.

¿qué resonancia te gustaría que tuviera eso en el público que lo ve?

que vean a los personajes como humanos. a mí me gusta mucho trabajo ver el cine hollywoodense, que está padre y lo veo, pero a veces me cuesta mucho trabajo creérmela, es demasiado bonito, en términos visuales y dramáticos: hay un conflicto pero no es tan grave y al final se resuelve y todo está muy bien. el otro día vi párpados azules, de ernesto contreras. me encantó ver esa humanidad y esos personajes que están bien jodidos, pero así estamos también, o sea realmente estamos jodidos, como seres humanos tenemos muchos conflictos, muchos pedos, muchos dolores, inseguridades, miedos, me encantó ver eso y es como ver eso y decir [suspira] ‘¡ay cabrón, no estoy solo!’, y en las películas hollywoodenses no me la creo, en las más comerciales no comparto.

¿cuál sería un ejemplo muy marcado de eso?

no quisiera hablar mal de la película porque me parece que es una gran historia y está muy bien, pero el final… [tuerce la boca] los savage, me gusta mucho la historia, la premisa, los personajes, pero el final es como ya, ¡todo está perfecto!, ya puso su obra de teatro, queda todo como muy así, y es como [tuerce de nuevo la boca] no me la acabo de creer, y por ejemplo en párpados azules, este final que cierra la película perfectamente, pero hay una desolación y una tristeza por los personajes que me parece increíble, se me hace súper chejoviano: acaba la peli y sigue este vacío y estos personajes desamparados, y finalmente era lo que chejov decía: ‘yo hago estas historias para que veamos el vacío de nuestras vidas’, lo amolados que estamos.

a mí la imagen me parece impresionante, atorados en el viaducto, pero no me gusta que le proponga matrimonio, siento que termina comentando el resto de la película.

sí, puede ser, pero el matrimonio me gusta como que es su única escapatoria, es la escapatoria que tienen estos dos personajes y con la que creen que se van a salvar de este vacío, y pus no, va a seguir y seguir.

algo que me gusta mucho de párpados y de tus pelis son las inflexiones de voz de los actores, son bien reales, las voces no están todas atoradas, sino tienen pequeños detalles. una actuación que me gusta mucho es la del repartidor [de temporada –enrique arreola].

él es actor de teatro. sí batallé con él, lo tenía que bajar mucho, le decía ‘enrique, abajo abajo, yo voy a hacer la chamba, no la hagas tú, yo la voy a hacer con la puesta en cámara’.

¿por qué lo elegiste?

porque me sorprendió, tenía a un personaje totalmente diferente en la cabeza, era físicamente y me sorprendió. es lo que me gusta de los procesos de casting, que te puedan sorprender, que veas alguien que reinvente lo que tienes en la cabeza, es lo bonito del proceso, que las cosas se superen, y abre todo un camino muy bonito de nuevas perspectivas. cuando vi a enrique dije ‘este wey es’. ¿por qué? quién sabe, pero me sorprendió.

director_fernando_eimbcke

héctor herrera –don éver (o como sescriba) en lake tahoe– recibiendo instrucciones

lake tahoe lleva un año y temporada de patos más. ¿qué corregirías?

me gustan con sus errores, ora sí que las acepto con sus errores. nunca las corregiría, pero para otras películas…

que estén dentro de tu rango de trabajo.

[largo silencio]

por ejemplo, ¿al momento de escribir?

es que muchas las hice en la filmación. o sea en la filmación corregí muchas cosa de la escritura, y en la edición corregí muchas cosas de la filmación, como que vas tapando muchos errores. de la escritura te puedo decir que había unos diálogos enormes, unos monólogos enormes, cada personaje contaba su vida y su dolor y su historia y de repente nos dimos cuenta en la filmación que no era necesario, pero al mismo tiempo me ayudó mucho a conocer los personajes.

‘saber escribir es saber borrar’, decía chéjov…

sí sí, saber quitar, y así fue, pero sí lo necesitas para conocer a los personajes. el pobre don ever ya se sabía sus diálogos y ya los quería sacar y yo le decía ‘este va pa’ fuera’ y él decía ‘¿qué hago?’ y yo le respondía que nada, ‘nadamás ve hacia adelante’. hubo muchos errores pero los vas subsanando, es una de las cosas padres del cine: que el guión no es el trabajo último, la filmación no es el trabajo último, la edición casi, pero tienes muchas oportunidades en la edición. tanto temporada como lake tahoe –ésta llegó más sólida a la sala de edición, ¡pero temporada fue un trabajo de edición cabrón! la peli estaba ahí, pero encontrar, pulir lo que estaba detrás de la piedra fue un trabajo de muchos meses, yo creo que como 4, 5 meses, y lake tahoe salió en chinga, como en un mes y medio la edición, bien chistoso.

para acabar: ¿qué sigue? ¿estás trabajando?

escribiendo ahorita y ya, nadamás. siendo ahorita jurado de sundance nhk, que es un programa del festival de sundance con una televisora japonesa, entonces escogen proyectos de todo el mundo y dan este premio, uno por latinoamérica, uno por europa, uno por estados unidos y uno por japón. nosotros aplicamos con lake tahoe y ganó, entonces ahorita yo soy jurado para latinoamérica, entonces está buenísimo. es padrísimo, es aprender y ver las cosas nuevas que se están haciendo, y lo que me gusta mucho es ver un guión y después ver cómo acaba ese guión filmado. a mí no me gusta ser jurado, me han invitado, pero no me late, me cuesta mucho trabajo, porque toda peli merece un premio. Aunque no te guste a ti, toda peli que se hace con cariño merece un premio, y ponerlas a competir… yo siempre digo que no es futbol, no es que sean mejores o peores: son diferentes, pero es un sistema al que uno le entra porque a fin de cuentas los premios ayudan a la peli, pero no está padre ser jurado. pero de guión sí está padre.

¿es más fácil para ti calificar un guión?

sí, porque no es la película ya terminada. puedo partir y argumentar sobre cosas más técnicas. veo si es factible si la película se puede hacer o no, si el guión funciona, y si el cuate no se gana el premio por el guión, buscará la manera y hará la película, eso no es problema.

~ by gabriel lv on November 27, 2008.

7 Responses to “fernando eimbcke : aburrido | segunda parte”

  1. Nuevamente, Gabriel, felicitaciones por la entrevista.

  2. chido ernesto, un abraxo.

  3. Muchas Felicidades. Muy buena entrevista. Que existan más, más entevistas de este tipo. Bien.

    Saludos

    http://www.edipofilms.blogspot.com

  4. […] seguir leyendo , clic aqui , s’il vous […]

  5. gabo, no leí todas las respuestas, pero sí todas las preguntas.

  6. La composición que más me gusta es la que recuerda,no sé si intencionalmente, a The searchers: vemos al hermano pequeño con su playera del Salsita Salazar contemplando desde la puerta cómo el hermano se aleja de la casa familiar. Muy similar a la escena de resquebrajamiento familiar, también desde el marco de la puerta, del final de la de John Ford. Es una gran película. Triste. Ayer le soñé un final alterno donde, a manera de intercortes con los créditos finales, vemos a la chavita bailando con sublime desenfado en el concierto de Jessy Bulbo. Hermosa. Smile like you mean it.

  7. Eimbcke te cantó “Heroes”?
    chale… jajaja
    :)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: