fernanda solórzano :·: guilty pleasures

aprovechando el comentario que dejó en la crónica de mauro sobre los óscares, los que hacemos cinéc le pedimos a fernanda solórzano que nos mandara sus guilty pleasures. amablemente, respondió así:

siguiendo las reglas del juego, hago un esfuerzo duro para reprimir el impulso de ennumerar “guilty pleasures” que te hacen quedar ultra-cool. por cierto, acabo de descubrir que uno tiene ese impulso: nombrar como guilty pleasures cosas que te vuelven cool, raro, misterioso, etc. caray, se es farsante hasta con uno mismo. por otro lado, no es improbable que a uno le guste una película cool y lo considere un placer vergonzoso. la onda es reconocer que te gustan por razones horribles. o sea, porque te identificas con ellas, en cosas que no querrías saber de ti mismo. por ejemplo. como odio la noción de empoderamiento femenino, venganza femenina, triunfo de los encantos femeninos, exploración de la dualidad femenina —en fin, todo el rubro “lo femenino”— , mis guilty pleasures acaban siendo algunas de esas películas. algunas, porque otras del rubro las odio genuinamente. las línea que las divide es inescrutable, por lo menos para mí.

las que me gustan, en ningún orden de nada:

1) desperately seeking susan (susan seidelman, 1985) – empezando con que madonna ya es mi guilty pleasure, e “into the groove”, mi guilty pleasure dentro del guilty pleasure. en el mundo de los dulces prohibidos, esta película es un pastel mil hojas.

2) sabrina, roman holiday y love in the afternoon – van juntas porque el factor billy wilder y william wyler (y, claro, audrey hepburn), las convierte en películas kitsch pero de directores chidos, y por lo tanto no habría por qué avergonzarse de nombrarlas. la cosa es que a mí me gustan por las peores razones posibles: porque el amor vence los obstáculos de clase, de jerarquía, y hasta la commitment phobia de los respectivos galanes. por el triunfo del amor, pues. y porque quiero ser audrey hepburn. so shoot me.

3) las relaciones peligrosas (frears, 88) – el cazador cazado. fantasía # 1.

4) carrie (de palma, 76) – la venganza de la nerd. fantasía # 2.

5) el ángel azul (von sternberg, 30) – olvidémonos del expresionismo y todas esas cosas. lo importante de esta película es el triunfo de la golfería.

6) all about eve (mankiewicz, 50) – señores, sépanlo de una vez: no existe algo así como el compañerismo femenino colectivo. si somos más de dos, nos vamos a destruir. esto, por cierto, anula para mí el género “mujeres unidas contra la adversidad” (steel magnolias, y demás). las películas sobre bitchiness nos hacen más justicia, por el simple hecho de que hablan de una verdad. los directores pre-feminismo sabían de la natureza humana. eran políticamente incorrectos, y eso era una  virtud.

la lista seguiría al infinito, pero hasta aquí mi encueramiento gratis.

**

más guilty pleasures: mauricio i y ii, jarmusch, el planeta de las mujeres (seguimos buscándola!) y del toro.

~ by gabriel lv on March 3, 2008.

34 Responses to “fernanda solórzano :·: guilty pleasures”

  1. quién más se avienta sus quilty?

  2. varios guilty de fernanda –qué bueno que accedió!– tienen mucho prestigio, ¿no? la de frears, la de mankiewicz, la de von sternberg podrían estar en cualquier lista de non-guilty pleasures (de hecho, las dos primeras aparecen en las listas de 2002 de la sight & sound, la tercera en la del 91)… las razones de la culpa sí están sabrosas: bitchiness y golfería pero también triunfo del amor…

    detalle curioso: revisando las listas de la s&s mencontré con que susan seidelman la de desperately puso all about eve en su top ten.

    ah, y qué buena frase esa: “en el mundo de los dulces prohibidos, esta película es un pastel mil hojas”. [confesión: nunca vi desperately seeking susan.]

    ——-

    en cinéc demasiado tiempo fuimos aplazando nuestros guilty pleasures [bueno: gabo y yo]. chale. nomás para no sentirme tan mal, va éste:

    kate & leopold / james mangold, 2002. creo que aquí no hay vuelta de hoja: todo está mal en kate y leopold. es comedia romántica de la peor calaña, las actuaciones son imponentemente malas, hay un escuincle negro que rechina de amable y que servirá para mostrar el don de gentes del protagonista, hay una lección moral –“no te vendas”, básicamente–, hay un triunfo del amor por encima de la época y las clases sociales –pero no de la belleza física, obvio– y hay ¡un viaje en el tiempo! pero, no sé, tal vez es el “carnaval inútil” de la adaptación pomposa de leopold de fin del siglo xix a principio del xxi –lo que más disfruto, culposamente, son los primeros 40 minutos; suelo apagarla cuando se aproxima al final–, que en pierre menard se dice que no sirven sino para “el plebeyo placer del anacronismo” o, lo que es peor, “para embelesarnos con la idea primaria de que todas las épocas son iguales o de que son distintas”… eso, o tal vez lo hermosa que siempre me ha parecido meg ryan en esa blusa blanca de largos puños que mancha de café en una secuencia ridícula pero no hilarante o la vindicación de leopold de la mantequilla de veras o… el asunto es que la veo con constancia, con vehemencia y que, puestos a elegir, preferiría echármela hoy en la tarde que echarme, qué sé yo, los 39 escalones.

  3. Pues entendiendo los guilty pleasures como dinámicas culposas por lo que te hacen sentir, y no por la pobre calidad de los mismos (que en teoría es la idea inicial), pues comparto contigo el gusto por Carrie que es casi casi obra maestra y la primera a la que le vi bien usada la técnica de dividir la pantalla dentro de la misma pantalla (por lo que Napoleón, de Abel Gance, no cuenta). Es bien curioso, porque esa película fue muy criticada por muchos en el sentido de que era un lente magnificador de la misoginia de Brian De Palma, quien agarraba a Carrie como pretexto para visualizar orgias de sangre contra todas las viejas que nunca quisieron coger con él en la prepa, así como de paso arrasar con los gañanes que sí se las poncharon nomás por ir en el equipo de americano. Y sí, neta que pocas cosas son más terapéuticas que esa secuencia. Un punto que reafirma la misoginia de De Palma es que uno siente que en realidad sí le vale madre la pobre Carrie.
    En cuanto a Relaciones Peligrosas, pues quizá a ti te produzca placer ver como el pobre Malkovich termina aplastado por el juego –the hunter gets hunted by the game-, pero a mí me genera placer porque lo veo con ojos más machines: uno siempre se imagina como un tipo chidísimo medio sátiro que terminará sus días en una onda épica romántica porque ya no aguanta el dolor de seguir vivo. En ese sentido, pues para mí sí es fantasía imaginarme en la nieve mandando al carajo todo y dejándome matar por un galán bobo onda Keanu Reeves; diciéndole a mi achichincle (quien obvio llora mi partida y quiere matar al pendejo de Keanu): “no, no, déjalo, lo hizo por una buena causa, que es algo que nadie pudo decir de mí.” Hiperjefe. Esa es su gran venganza: hasta en su hora más oscura, Malkovich se ve más cool que todos los demás.
    All about eve, sí, no lo había pensado, pero es como un antídoto para la onda Lydia Cacho estilo “viva las mujeres”. ¿Así que esa idea de fraternidad femenina es una basura? No le vayas a decir a Almodóvar que me lo dejas sin material para sus próximas películas. Puede ser. Por ejemplo, mira nomás lo que las mujeres dizque avanzadas le están haciendo a Hillary. Tina Fey lo explica perfecto aquí:
    http://blog.myspace.com/index.cfm?fuseaction=blog.view&friendID=52744489&blogID=362930968&Mytoken=24B38317-651E-416C-970472A948525E12174893671

    ¡Saludos!
    P.D. Nobleza obliga: gracias por ser tan good sport con cinécdoque.

  4. mi top ten de placeres culposos deberá incluir, por lo menos, dos obras maestras del jefe ron howard: a beautiful mind y cinderella man.

    el problema es que no sé cuál estaría más cerca de la cima. mientras que a·b·m· es más original –la coronación con la entrega de las plumas deberá ser considerada entre las listas de fin de década– y es la subversión de una película tan gandalla como spider, c·m· recurre a la infalible metáfora del hombre que lucha contra su medio y contra sí mismo. alguien recuerda toro salvaje? ajá: el mismo modelo, pero ésta cumple mi horizonte de expectativas: el amor familiar y el punch de un auténtico luchador pueden contra todo. en público suelo decir ‘ay sí, fitzgerald. ay sí, una antología del fracaso’ cuando, en el fondo en el fondo, lo único que quiero es ganar…

    placer howardiano no·culposo: bryce dallas.

  5. Pues si lo que quieren es conocerla, mejor preguntenle que si les pasa su mail o acepta una invitacion al cine asi justifican, en lugar de medir tamaños de parrafos a ver a quien le contesta primero.

    Las musas son mejor de lejitos.

  6. Placer culpable… El problema es que no me siento culpable por disfrutar tanto de Triunfos Robados, esa donde Kirsten Dunst es porrista. Pero supongo que califica: no debería gustarme una película sobre un concurso de porritas.

  7. Nunca puedo recordar cuál fue la Solórzano que se enojó con nuestro blog porque alguien puso en un comentario “que ella sabía de cine, lo que yo de albóndigas”. En fin, no sé si fue Fernanda o Lucero pero las dos son guapetonas.

    Saludos a todos,

  8. ¿Quién es Lucero Solórzano? Por cierto, sí estaría bueno Fernanda explicara el atractivo de la de Deseseperadamente buscando a Susana, porque sí es como de culto y nunca he sabido la razón. Digo, tiene a Rossana Arquette, pero más allá de eso ni idea.

  9. De hecho, una prueba del culto: un cover (oldie but goodie) de into the groove de Sonic Youth donde, adelantadísimos a su tiempo, ponen un mash con la voz original de Madonna. ¡Bastante buena!
    http://rapidshare.com/files/96873953/04_Into_The_Groove_Y_.m4a.html

  10. Se me olvidó agregar un mega gulity pleasure anticipado: “Sex and the City. The Movie”. Nomás pa’ que calibren, volví a ver las seis temporadas de la serie en dvd. No vaya a ser que se me fuera alguna referencia. (Por cierto, no hay que irse con la finta y creer que la premisa de esa serie contradice el punto sobre la no-alianza femenina. Si se fijan, las cuatro mujeres salen juntas sólo porque cada una por su lado es amiga de Carrie. Las otras tres no se aguantan entre sí.)

    Y por cierto (muy por cierto), ya que Mauricio menciona el backlash a Hillary, debo decir que me cayó en la punta de los ovarios cuando hace un mes rechazó ser portada de Vogue por miedo a que la consideraran “muy femenina”. Puh-lee-eez. ¿Qué no se supone que la sisterhood del nuevo milenio considera que sus miembros, a diferencia de antes, son capaces de pensar y leer Vogue (tal vez no al mismo tiempo, pero sí en una misma semana?) ¿Y qué no, como estrategia política, fue una jugada de mujer tonta, nomás porque de tajo excluyó a un chingo de votantes? ¿Y qué es eso del miedo a que la consideren “muy femenina”? Wishful thinking, más bien. (Meowww!!!)

    El atractivo de Desperadamente buscando a Susana: ni por donde empezar. Una ama de casa aburrida (¡!), decide usurpar la personalidad de una chica misteriosa (¡!), y en algún punto (ya no me acuerdo), le da un ataque de amnesia (¡!) y ya no se acuerda de quién era al principio. A esto le sumamos que la chica misteriosa es Madonna (cuando todavía era cachetona, uniceja y con gummies) y uno siente que quiere llorar de felicidad.

  11. Fernanda,
    Ok. Hasta ahora, admito, no estaba del todo convencido de la genuina culpa detrás de tus guilty pleasures, pero wow, eso ha quedado atrás: en verdad que te redimiste con Sex and the city, que sin duda es una porquería y bueno, pues califica perfecto como guilty pleasure, sea uno hombre, mujer, gay o marciano. El tráiler de la movie se ve así como la senilidad de Guadalupe Loaeza meets la onda ligera de Alicia Silverstone época Clueless. Insoportable. Preferiría ver Al diablo con los guapos (un guilty pleasure mío, admito que me gusta la niña que la hace de Rosa Salvaje). ¡Venga! ¡Más de esos!

    Mañana es el día D de Hillary. Comprendo que te cague su imagen presidencial no femenina, pero no sé, es un momento clave éste. Antes de la raza, la primera diferencia es el género. Y hoy es más jodido para Hillary ser mujer, que para Obama ser negro. Qué backlash tan ojete, de acuerdo. Bajo ese contexto, lo de Vogue, ok, entiendo que no le haga bien a tus ovarios, pero hay que entender el fondo estratégico Clinton. Como lo menciona Tina Fey en el link que dejé, si es Obama, pues es por Oprah y la tendencia a la sensiblería más que por cualquier otra cosa. La de los méritos es Hillary. Ahora, lo que me molesta es lo siguiente: ¿Dudas de la sensualidad de Hillary? ¿Dudas? No dudes. Ha llegado la hora de confesar el placer más culposo de todos: ¡Hillary me prende! She’s so fuckin ‘ hot. Lo dije, ¡ya está!
    Salu2!!!!!!!!!!!
    P.D. ¿O sea que la de Susana es como una versión ochentera fresa de Lost Highway, donde un personaje se da a la fuga sicogénica al thriller para escapar de su angustiante realidad (en este caso, ama de casa? Ok, ¡ya la entendí!
    P,D. 2 No es guilty pleasure, pero pongo esto en la mesa: ¿a poco no Risky business podría ser la comedia adolescente perdida de Michael Mann? En términos de composición cinematográfica, es todo el estilo (con todo y megascore ambiental de Tangerine dream).

  12. Mauricio: Risky Business puede ser, también, la cínica comedia adolescente perdida de Billy Wilder. Claro que no es porque le falta la misantropía wilderiana. Y no, no puede ser placer culpable. En realidad, es un filme muy logrado.

  13. Logradísimo. La vi de nuevo hace como tres semanas por cable y me sorprendió: es fácil una de las mejores comedias gringas de 80. La secuencia del metro es de un aliento erótico que ya lo quisiera Adrian Lyne. Y hay un juego con la dinámica represiva de la suburbia gringa muy inteligente.

  14. ¿Un guilty pleasure que supere la inmundicia de Sex the City? No es cinematográfico sino televisivo, pero al cabo tu ya cruzaste todos los umbrales de la mano de Hillary (ahorita regresamos a eso). Ahi te va: los documentales de Canal Infinito. Es una perversión reciente, que me ha llevado a extremos horribles como dormirme en el sillón de la sala (no tengo tele en mi cuarto). Como ya me reconozco esclava, me llevo de una vez la cobija. Amanezco contracturada, y me vale. He asumido la pérdida de voluntad.

    No tenías que hacer la apología política de Hillary. Tu crush lo justifica todo; podías haber empezado por ahí. (Y, debo decirte, no estás solo en el mundo. He oído de varios a los que pone a sudar.) Por otro lado, no es que le vaya a Obama. Estoy de acuerdo con que se está aprovechando de la debilidad más gringa de todas, que es confundir la vida con una película Hallmark. La cosa es que justo porque Hillary tiene los méritos y la experiencia, no debe ceder a la tentación de jugar la carta del género. Decirle “no” a Vogue con esos argumentos es ceder a esa tentación; la otra cara de una misma moneda, muy pinche pero real: la femeneidad como un atributo que conflictúa mucho más a las mujeres que a los hombres.

    Justo eso es Buscando a Susana: Lost Highway, versión MTV. (¿Habías pensado en el factor compartido Arquette?) Whoa! Nos la pela David Lynch.

  15. Fernanda,
    Hay como dos ondas en Infinito; una, la de los documentales estilo “este hombre sabía de los atentados del 9/11, los vio en sus sueños, ¡y el mundo lo ignoró!”; o dos, la de las pláticas motivacionales de los gurús que luego sacan en estado cuasizen conminándolo a uno a ser feliz y ponerse en contacto con el higher level. Dormirse con cualquiera de estas dos dinámicas te hará un remedo de Helena Bonham Carter en Fight Club. No lo recomiendo. (Y en verdad espero que en esta deprimente ecuación no exista un bote de helado para ser consumido de manera compulsiva.)
    Hillary, sí, lo admito, soy un vil apologista. Pero Fernanda: más allá del deber ser, si hay que escoger entre renunciar a Vogue o renunciar la viabilidad mediática para proyectar la imagen más adecuada para captar más votos, pues sé que para ti sería la renuncia a la viabilidad mediática (¡y por esa integridad fashion te admiramos!), pero pues para Hillary será renunciar a Vogue. Ni modo. Esa es la política. Veremos si nuestra cowgirl sigue en pie mañana en su last stand. ¡Estoy nervioso!
    Y regresando a los guilty pleasures, podríamos hacer una subdivisión llamada: los excesos motivacionales de Pacino. El discurso final de Scent of a Woman, y la secuencia del vestidor de Any Given Sunday de “la vida es un juego de pulgadas” son verdaderas joyas culposas. Las dos son mala películas, pero esas dos secuencias, fácil, las he visto como 20 veces. ¡Joyas! Yo sigo esperando que alguien filme a Pacino recitando el brindis del bohemio. Con eso moriría feliz, con eso y el triunfo de Hillary bastaría.
    Salu2!
    P.D. Pregunta rápida: Isla desierta/Sólo se pueden llevar a una Arquette/ ¿Rossana o Patricia?

  16. Fernanda, jeg elsker deg.

  17. Mauricio: Patrica, sin duda.

  18. Difícil …. Pienso en Rossana en Life lessons y Crash; pienso n Patricia en True Romance y Lost Highway.

  19. Patricia.

  20. Rossana

  21. rossana en crash. por la cicatriz atrasito del muslo. ffuuu.

  22. Aahhhhh, ¡no sé! No es como si dijeras elige a un Baldwin, pos obvio ahí sería Alec, ¿no? Ja ja. O igual hay mujeres que prefieren al Baldwin loser de Sliver. No creo.
    Ya mañana o el jueves posteamos algo más actual: las reseñas de There will be blood. De entrada, dear readers, adelanto que un tercio de cinécdoque afirma: obra maestra.
    P.D. Ok, Rossana, pero en su prime era Crash; la de era L Word me da flojera. Patricia se ve ya muy chubby en la serie de Sony donde le habla a los muertos. Que en Lost Highway, ¡ufffff!
    P.D. 2 Asumiendo la dinámica de Fernanda de guilty pleasures –culposos por las emociones mezquinas que te hacen sentir,y no por su factura—, un placer megaculposo sería imaginarse como Alec Baldwin en Glengarry Glen Ross: poder trapear el piso con los demás de esa manera tan abierta y vulgar debe ser de lo más liberador del mundo. El discurso de ventas es una de las grandes secuencias de la historia y quizá el diálogo más rítmico de Mamet.

  23. ALWAYS BE CLOSING!

  24. Ah, la escena del “ABC”… No es solamente las palabras y la actuación de Baldwin sino también a quien humilla: Alan Arkin, Jack Lemmon, Ed Harris… Sin duda, el mejor momento filmico de Alec Baldwin, y por mucho.

  25. Pues tendría que decir que a David pero en todo caso prefiero a Rosanna. Tiene dientes de conejo y anduvo con Peter Gabriel. Dos pluses sobre Patricia.
    Mauricio: tengo que reconocer que me dio gusto el levantón de HIllary. Eso de que los fans de Obama no tengan otro discurso más que el cambio y la juventud me parece patético. Como si esos fueran valores en sí mismos. (Espero no sonar muy reaccionaria.) Qué les parece si agregamos la historia del regreso de HIllary (las crónicas, las fotos) como un nuevo guilty pleasure: el triunfo de la tenacidad femenina sobre la adversidad y el prejuicio.

  26. Rosanna. Lo que me recuerda un placer culpable: una de Van Damme (no me sé el nombre) porque sale, precisamente, Rosanna, como fémina indefensa que termina siendo encamada por ese remedo de remedo de Bruce Lee.

  27. Fernanda,
    Sí sí. De hecho voy a hacer un post ahora en la noche sobre el triunfo de Hillary en la página de MySpace porque neta ayer fue como ver Rocky Balboa. Casi me dieron ganas de llorar. Hillary es una diosa.
    Joel,
    La peli se llama Nowhere to run. Y sí, se ve muy bien ahí Rossana.

  28. Hola soy nuevo aquí. Solo quería dejar un comentario: a mi también me atrae Hillary. No sé porque pero algo tiene…
    Felicidades a todos, magnífico sitio.

  29. Bienvenido al club, Tyler. Igual yo no sé que tiene, pero sin duda lo tiene.

  30. Me acabo de topar con el sitio; hasta ahora, pordría convertirse en un nuevo placer culposo en mi lista. The Devil wears Prada (David Frankel,2006) y How to lose a guy in 10 days (Daniel Petrie, 2003), que pensándolo bien el guilty pleasure debería ser Daniel Petrie, por lo antes mancionado, por Miss Congeniality y por su relación la serie McGyver. Sex and the city y Lword

  31. Fe de erratas: es Donald Petrie y no Daniel…

  32. Que tal Fernanda. He aqui algunos de mis guilty pleasures, si asi les podemos llamar.
    Aquellos que no han visto estas peliculas, se las recomiendo ampliamente. Las dos primeras tienen una fuerte dosis de filosofia existencialista post-adolescente y adolescente, complementada con una gama de musica extraordinaria.

    Las dos ultimas, contienen algo que enseñar sobre la naturaleza humana de la que solo grandes escritores y realizadores pueden
    revelar.

    1) High Fidelity: es un juego de palabras, del que los gringos son unos expertos. El maestro Frears y su actor simbolo Cusack, son una vez mas, extraordinarios. Seguramente a no mas de uno les recordara sus fracasos amorosos y la busqueda de la “mujer ideal”. La historia esta enmarcada por una seleccion de musica
    de buen nivel.

    2) Almost Famous: C. Crowe es uno de los realizadores con algunas de las peliculas mas frescas y divertidas de los ultimis años. En particular si les gusta el Rock N’Roll de los 70’s y toda la atmosfera de esa epoca, la pelicula les encantara. Las actuaciones son maravillosas y la seleccion musical es magnifica.
    Si esta les gusto, traten con “Singles”.

    3) The Machinist: una pelicula “oscura” en todo el sentido de la
    palabra. Aquellos que vieron “Psicopata Americano” quizas no reconozcan a C.Bale, en una actuacion historica, que paso desapercibida por los criticos. La historia y personajes son de lo mas original que he visto ultimamente. No se decepcionaran.

    4) “Spider”: un thriller psicologico de altas dosis depresivas.
    R.Fiennes y M.Richardson dan un ejemplo del arte de la actuacion
    sin exageraciones y aspavientos. Cronemberg nuevamente muestra
    su maestria como director y manejo del arte de lo bizarro.
    Que regalo para los que nos gusta el buen cine.

    Si les gustaron mis recomendaciones, luego les envio mas, de
    algunas peliculas serie B, extraordinarias y que han pasado
    un poco desapercibidas.

  33. ami me gustaria con fernanda escribir un poema sobre la vida de las avejas pero lo mas importate seria conocerla por que en verdad es muy bonita o linda las dos son mejor para una mujer como ella y se que tambien es una persona muy culta podria decir para mi vuestra es perfecta unica

  34. No entiendo… ¿Que tiene que ver All About Eve con la fraternidad fememina? ¿No es al contrario?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: