no one’s ever really ready for paranoid park (con download)

 

 

[leer a ritmo de: elliot smith: the white lady loves you more

tomados de los cuadernos de cinécdoque, algunos apuntes sobre paranoid park, de gus van sant:

1. una secuela o un diálogo: no tarda en saltar, con cierta alegría, la codependencia entre van sant y larry clark. una de las tendencias más marcadas de este último es la de la exploración del potencial expresivo del cuerpo en sus minucias y en su cotidianeidad. wassup rockers, su penúltimo trabajo, es una muestra del despliegue cinematográfico al servicio de dicha labor. la crítica dinosáurica no duda en tachar de morboso su trabajo. háganme favor.

2. paranoid park no duda en seguir esa línea de investigación, si bien el entramado guionístico/estilístico involucra elementos adicionales que ¿ocultan? alternativas acaso menos despreocupadas que las de clark. en dicho entramado podemos notar:

la escritura. en una de las escenas más afortunadas del 2007, la entrañable macy (lauren mckinney) le aconseja a su silencioso amigo alex (gabe nevins) que adopte la paciente disciplina de relatar su historia. alex elige hacerlo con deleble lápiz e inflamable papel. el adolescente, quien debe deshacerse del fantasma de un asesinato involuntario, resignifica su soledad frente al mar, en una banca: su escritura, barthiana, parece sustraerse de la tiranía del interrogatorio policial. las palabras atizan la culpa, pero demuestran ser un medio y un fin.

la intervención. una suerte de estética memoriosa, casi silente, cierra las cortinas del escenario para dar descanso al espectador –descanso innecesario, por lo demás, pero efectivo en el conjunto. no sería injusto comparar éstas con aquellas otras intervenciones de malick en una de las obras maestras del cine de guerra: the thin red line. historias inenarrables sobre disidentes, correlatos trascendentes en su interioridad quel drama olvida con ceguera sádica.

la fotografía. las secuencias con grano reventado y fantásticos follow shots no son motivos de gloria como lo sería un anuncio deportivo, sino aproximaciones de empatía con una comunidad que asume su orfandad, la imagen difusa de la paternidad, el temprano destete con sana despreocupación. difícilmente la fotografía encierra un discurso tan complejo de manera tan discreta. el crédito lo reservamos para quien desee quedarse al final de la película.

3. uno de los motivos amistosos de la película –el que le da título a este post– resulta memorable en retrospectiva: la posibilidad del accidente, el sistema moral y de justicia que no contempla la casualidad. la condena que se acerca es temible, total. no busca la mente, sólo la cabeza. una vez más: la escritura, el silencio, el diálogo interno, la asunción de la memoria como un proceso cruel, la mentira piadosa y la necesaria autonomía convocan a la redención en una de las películas más hermosas del año que muere.

 

~ by gabriel lv on November 22, 2007.

13 Responses to “no one’s ever really ready for paranoid park (con download)”

  1. muchos puntos extra: el soundtrack.

    Nino Rota – “La Porticina Segreta”
    Ethan Rose – “Song One”
    Robert Normandeau – “La Chambre Blanche”
    Francis White – “Walk Through Resonant Landscape #2”
    Elliott Smith – “The White Lady Loves You More”
    Cool Nuts feat. Six and Aniece – “I Heard That”
    Ludwig Van Beethoven – “Symphony No.9, Op 125, Adagio Molto Cantibile”
    Cast King – “Outlaw”
    Eric Hill – “Guitar Strumming FX”
    Nino Rota – “L’Arcobalena Per Giuletta”
    Henry Davies – “Tunnelmouth Blues”
    The Revolts – “We Will Revolt”
    Ethan Rose – “Song Three”
    Bernard Parmegini – “”Dedans Dehors”
    Ethan Rose – “Song Two”
    Nino Rota – “Il Giarino Della Fate”
    Nino Rota – “Rugiada Sui Ranocchi”
    Nino Rota – “La Gradisca E Il Pricipe”
    Elliott Smith – “Angeles”
    Billy Swan – “I Can Help”
    Menomena – “Strongest Man In The World”.

    ai nomás.

  2. bueno, ya: la foto es de este wey.

  3. Por lo que cuentan parece que se viene un film más que interesante de este gran director. Saludos!

  4. si puedes, échale un ojo antes a wassup rockers, estimado budokan.

  5. Ahora sí merezco ser dilapidado. Me la perdí. Sniff.

    Y la de Wassup Rockers´: ahí, más o menos…

  6. paciencia, paxton, paciencia.

  7. y el download, nche neil?

  8. duh, sorri. lo vi ya

  9. Paranoid park: holy fuck!

  10. Quihubo,
    Cinco apuntes de los apuntes:
    1. Los adolescentes de Clark son, en el grueso de su obra, cachondos y maliciosos, a veces inconscientes, a veces torturados, rara vez inocentes, siempre huérfanos; los adolescentes de Van Sant son hermosos, muchas veces angustiados, a veces inconscientes, siempre huérfanos, rara vez pendejos (los de To Die For en su primera etapa, las mujeres fresas de Elephant y la novia “we totally did it” y cheerleaders de Paranoid Park, en la segunda). La palabra clave es “hermosos”; la cámara de Van Sant los ama, los descrubre en extremo bellos, como si esa belleza fuera el testimonio de su cada vez más limitado pero nunca irreal o inalcanzable potencial. Los dos, Clark y Van Sant, sienten la adolescencia como una intensa epifanía estética.
    2. El discurso, como bien dices, es la fotografía. Qué mejor manera de decir que el padre está ausente que ponerlo fuera de foco, o metaforizar el papel de la bella gorda granuda Macy que la imagen de su bicicleta jalando la patineta de su amigo necesitado de consejo. Pero las palmas se las llevan las secuencias de los patinetos en plenos trances estéticos. Cuando Alex dice que ha encontrado una especie de verdad metafísica, se refiere precismente a eso: la patineta le da una inyección de libertad trascendental que merece existir, amén de vigilantes que golpean antes de averiguar cualquier cosa. Me gustó este tono esperanzador, le da alma a la cinta.
    3. El plano secuencia del interrrogatorio del policía Lu con Alex es sublime: una puesta al día del interrogatorio de Los 400 golpes, que si bien se encuentra estilísticamente en las antípodas de Paranoid Park, emparenta con ésta en su sinceridad cuasinaturalista. Y el niño es un actorazo, muy poco actores soportan esa clase de close up.
    4. Me encanta el primer Van Sant, pero siento que la engañosa sencillez de estas últimas cintas es muy superior al rebuscamiento de, digamos, My own private idaho. Sin duda hay más verdad en éstas.
    5. Macy es la amiga que uno sueña tener, pero rara vez llega. A diferencia de sus padres y demás amigos, es la única que lo ve en verdad. Quizá este personaje luzca por momentos demasiado buena onda, demasiado mágico, pero carajo, a veces el negar algo de luz es el pero acto de deshonestidad pensable.
    salu2!

  11. Apuntes sobre los apuntes: holy shit!

  12. Mauricio. ¿Me prestas tus apuntes para tu blog de confianza?

  13. Muy buenos apuntes Mauricio. Paranoid Park tiene mucho más que ver con la nueva ola francesa que con el exhibicionismo sin sentido de Larry Clark. No hay fondo, no hay discurso en él. Harmony Korine tiene mucha más alma en sus películas. Creo que el final abierto, la empatía que nos provoca el protagonista y sobre todo el empuje de la película que más que ser movida por la trama, está siendo catalizada por los sentimientos. Muy bien capitaneados por el señor Van Sant y preciosamente pintados con la luz de Chris Doyle.

    Suerte!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: