obras maestras que (casi) nadie vio 0.2

hire.jpg

sólo voy a emitir un juicio sobre esta historia y será al final. no hay escenas en youtube, nunca la he visto en dvd (yo la tengo en un vhs viejísimo), no conozco más que a tres o cuatro personas que la han visto. va así:

en algún recoveco de un multifamiliar en una noche parisina alguien asalta y mata a una jovencita; las sospechas tienden hacia un pobre tipo, adusto y solo, pelón y pequeño, al que llaman simplemente monsieur hire. es sastre; tiene por mascota a un ratón o a varios (ya no recuerdo); vive en un piso alto y por las noches, oculto en su penumbra, espía desde la ventana a su vecina, la hermosa alice: la mira recorrer su departamento, cambiarse o encuerarse, dormirse; la mira con su novio, un patán, o sola; mientras, escucha el cuarteto de piano de brahms, aquel que llaman alla zingarese. previsiblemente, alguna inclinación afectiva siente por alice. una de esas noches, un relámpago alumbra su ventana y alice lo descubre, aunque no se lo hace saber. poco después se encuentran en las escaleras y ella deja caer unos jitomates rojísimos; monsieur hire la ayuda a recogerlos con las manos temblorosas; comienzan a verse; hire intenta, penosamente, la conquista, al tiempo que trata de quitarse de encima a un inspector casi seguro de su culpa; caminan juntos por la ciudad; la invita al boliche, único espacio donde es querido o admirado por una panda de mocosos. o la sigue, temerario. una vez, en el camión donde ella viaja con su novio, le roza la mano; una vez la sigue a la pista de hielo, se pone los patines y cae y se rompe la nariz: la sangre, rojísima, mancha el hielo como otras cosas se manchan para siempre; otra vez, se coloca detrás de ella en una pelea de box, se acarician: creo que él le recarga la verga entre las nalgas, pero ya no recuerdo muy bien. (una tarde, para tratar de no pensar más, monsieur hire contrata a una puta en un baño; no quiere coger sino contarle una historia: una anciana, durante decenios, fue a un parque a alimentar palomas; las llenó de migajas de pan todos los días; alguien la fotografió y la fotografía terminó siendo una postal parisina. entonces la anciana muere; cuando revisan su casa alguien se da cuenta: las migas de pan siempre estuvieron envenenadas…)

el tiempo, el amor y la tira asedian a monsieur hire, que intenta una jugada desesperada: “alice, yo sé que su novio mató a aquella chica; yo lo vi desde mi ventana entregarle el dinero a usted, entregarle la camisa ensangrentada.” (alice, por supuesto, ya sabía que hire sabía; ¿o alguien puede creer que una mujer hermosa alguna vez puede inclinarse por un pobre diablo adusto y pelón y pequeño y solo?) “usted es su cómplice pero no tiene que sufrir por eso.” y hace una propuesta: “vámonos de parís; yo tengo una casita à la campagne; yo sé que usted no puede quererme, o no todavía, pero por ahora yo puedo amar en nombre de esa cosa más alta: los dos, usted y yo.” y le extiende un boleto: mañana, a las doce, en la gare du nord, el tren sale para ese destructible y doméstico paraíso. alice, increíblemente, acepta. al día siguiente, un minuto antes de que el tren se largue para siempre, monsieur hire comprende que alice no va a llegar. regresa a casa. la puerta está abierta. en la entrada está el inspector, que le dice: “su sirvienta nos llamó porque encontró esta camisa ensangrentada en su clóset…” su “sirvienta”, claro, es alice, que está en el cuarto, aunque no se atreve a verlo de frente. hire da unos pasos: “¿por qué, alice?”, da dos pasos más, cada uno del tamaño de un abismo horrible, y le dice, con una imposible tranquilidad: “sabe, ni siquiera estoy enojado; sólo estoy tan triste que quisiera morirme en este instante.” y sale corriendo del departamento y sube las escaleras, perseguido, y anda por los techos y resbala y se sostiene de la orilla con las manos, que ya no tiemblan, y la cámara lo mira a los ojos y él se deja caer. en la caída alcanza a voltear hacia su casa: ahí está alice, en la recámara, detenida como una imagen detenida en algún lienzo… días después, en la última escena de la película, el inspector recibe una carta: “si está usted leyendo esta carta es porque alice y yo hemos dejado parís; le pido no la juzgue: ella trataba de ayudar a su novio, emile, que asaltó y mató a aquella chica; y le pido también que no nos siga; nosotros buscaremos, solos y nuevos, un espacio en el que amarnos. atentamente, monsieur hire.”

yo iba a emitir un juicio, uno nada más, sobre monsieur hire, que patrice leconte filmó en 1989; la verdad es que ya no me acuerdo de cuál era.

hire01.jpg

~ by alonso ruvalcaba on September 26, 2007.

8 Responses to “obras maestras que (casi) nadie vio 0.2”

  1. Monsieur Hire… Estaba en mi último año en la Universidad cuando la vi y la reseñé, pues para entonces ya estaba escribiendo y publicando de cine en diarios y revistas.
    Podría ser el mejor filme de Leconte y por mucho si no fuera porque un año despúes dirigió El Marido de la Peluquera que me gusta aún más (aunque hace años que no veo ninguna de las dos de nuevo: quién sabe si cambiaría de opinióm ahora).
    Leconte y su obsesión: los hombres obsesionados por las mujeres.

  2. nadamás los personajes de leconte, estimado diezmartínez?

  3. Mmmmm… Bueno, y uno que otro más que podría caber en el universo lecontiano, estimado neilmccauley…¿Alguien levanta la mano?

  4. La escena que más recuerdo es cuando Hire cuenta, ¿en un sauna?, como una viejita a la que todos querían en el vecindario y era la lindura encarnada no iba al parque a alimentar a las palomas, sino que en realidad iba a colmar su odio asesino, dándoles comida envenenada. Gente como esa pasa como buena; gente como él, aun siéndolo, no.

  5. Hola, muy bueno el post. No recuerdo haber visto este film pero me trajo reminisencias sobre uno parecido de Chabrol cuyo nombre no recuerdo. Saludos!

  6. Probablemente fue “el carnicero”, que es una chingonería que me gustaría volver a ver. La vi hace como 15 años, fácil.

  7. si la quieres en dvd, te puedo hacer una copia. tienes mis datos en el user

  8. […] de víctor erice 6. stalker (1979) de andrei tarkovski 7. toro salvaje (1980) de martin scorsese 8. monsieur hire (1989) de patrice leconte 9. léolo (1992) de jean-claude lauzon 10. the clock (2010) de christian […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: