inland empire (con download)

inland460.jpg

mauricio propone cinco razones por las que inland empire es la mejor película de la década so far:

1. inland empire cierra el tríptico lyncheano sobre fugas psicogénicas iniciado por lost highway en 1997, y continuado, ya en plan femenino, por mulholland drive en 2002. el concepto, palabras más, palabras menos, se desdobla así: ante una situación traumática, la mente se da a la fuga inventándose una realidad alterna donde si bien ciertos personajes, símbolos y situaciones guardan similitudes con la realidad factual, las características representativas, escenarios espacio temporales y resoluciones de las mismas se alteran sustancialmente, todo en aras de darle a la psique una posibilidad de luz. antes de aceptarse responsable del asesinato y descuartizamiento de su esposa renee madison (patricia arquette, de pelo negro y actitud ambigua) por haberlo engañado con repugnante gigoló mientras se reventaba inspirados solos de saxofón en club bluevelvetesco, fred madison (bill pullman) opta por fugarse a una fantasía noir de tintes machines en la que, transmutado en juvenil héroe adolescente (balthazar getty), no sólo se la vive ponchándose a alice wakefield (una, ahora sí, muy enculada y rubia patricia arquette), sino que aparte la “salva” de un círculo mafioso con tics pornos que la obligaba a desnudarse y fornicar con el jefazo y su banda al ritmo de i put a spell on you, en versión marilyn manson; antes de aceptarse como actricita traicionada (amorosa y existencialmente) en dolorosísima masturbación presuicida, diane selwyn (naomi watts) prefiere ser una pueblerina e inocente nancy drew que no sólo reafirma en hollywood sus prometedoras habilidades actorales (dignas de sendos academy awards), sino que también descubre el amor en una muy frondosa rita (laura harring), a la que salva de la orfandad física y mental, no sin antes regalarnos la secuencia lésbica más tierna y convincente de la presente década; y antes de aceptarse como participante en una traición amorosa que deriva no sólo en su asesinato, sino en la muerte del hijo que espera a causa de la propia infidelidad, la psique de una mujer se fragmenta en por lo menos cinco dimensiones espaciotemporales: una, la de una pobretona y embarazada laura dern migrada al pinchurriento pueblito white trash de pomona, condenada a aguantar a su desencantado novio de espíritu cirquero y amistades criminales; dos, la de laura dern como nikki grace, actriz has been cuyo último shot a la fama consiste en sacar adelante el complejo papel de susan blue en on high in blue tomorrows, cinta dirigida por kingsley stewart (jeremy irons) y coprotagonizada por el galán ponchapendejas devon berk (justine theroux), la cual se encuentra amenazada por una maldición polaca que pesa maléficamente sobre la historia original; tres, la de susan blue, la protagonista de on high in blue tomorrows, la película dentro de la película; cuatro, la de una vulgar y violenta laura dern en azotada confesión asesina frente a un kafkiano gordito de mirada temerosa y actitud psicoanalizadora; cinco, la de una novel prostituta polaca (karolina gruszka) que, además de deambular perdida por opresivas calles industriales en las que el asesinato se encuentra a la vuelta de la esquina, funge como espectadora silenciosa de todas las dimensiones mencionadas, con el añadido de una más: una espeluznante sitcom de conejos que, por momentos, parecen ser la familia de billy side (el papel de justin theroux en on high in blue tomorrows), quienes están en constante sospecha de su traición. la mente, frágil y sentimental, yuxtapone y extrapola las diferentes realidades en las tres películas, pero es en el cierre de la trilogía cuando el efecto alcanza una masa crítica: el cerebro del espectador se fragmenta con el de laura dern, al punto en que se duda si la sala de cine en la que se exhibe inland empire es otra esfera de realidad en la mente de la protagonista. el momento en el que se aparece el conejo blanco: tras ver cómo un coro de putas se deleita en recordar lo bien que se las cogía su enamorado, dern se tapa los ojos, suena “strange what love does”, desciende la oscuridad y el cine se revela como un medio donde aún existen miles de posibilidades por explorar.

inland-empire-4.jpg

2. las putas de inland empire, en sus versiones polacas y angelinas, son las creaciones más cachondas de david lynch: verlas besándose las tetas y bailar el locomotion ya coloca a la película en un nivel aparte. en serio, ninguna chica almodóvar se compara con una chica lynch. eso ya lo sabíamos desde twin peaks, pero inland empire nos lo recuerda con contundencia, gracias a dios.

3. a contracorriente de lo que se pensaba, la decisión de adoptar el video le inyecta una cualidad aún más inquietante al mundo onírico de lynch. ya no se trata de secuencias preciosamente planeadas al estilo de blue velvet o the straight story, sino de arrebatos que quedan plasmados de inmediato, quizá algunos de ellos grotescos, pero siempre emotivos. con más de tres horas de duración, inland empire puede resultar molesta o agresiva, pero nunca aburre ni deja de proponer (no sólo en imagen: su brillante diseño de audio será estudiado hasta la saciedad en los años por venir). esa clase de espíritu eleva a lynch muy por encima del resto de los cineastas del planeta, en especial de fantoches como peter greenaway, más obsesionados en declarar la muerte anticipada del cine que en generar arte.

4. desde que fuera vulgarmente calentada al extremo por un muy malévolo willem dafoe en salvaje de corazón, de 1990, laura dern no había contado con la oportunidad de demostrar su enorme potencial. en inland empire, sin embargo, explota: de las sublimes muecas que esboza cuando coge, a la gélida manera en que describe cómo le saco un ojo al cabrón que la quería violar en su adolescencia, sin obviar su conmovedora muerte en sunset boulevard (i have your light now,it burns bright… forever), dern realiza una faena actoral sólo comparable a la de emily watson en rompiendo las olas, o a la de harvey kietel en bad lieutenant.

5. inland empire es el 8 ½ de david lynch; es decir, la cinta en que se muestra sin tapujos como un creador preocupado por el quehacer cinematográfico y enamorado de sus obsesiones. más allá de los múltiples guiños de ojo centrados en la figura de jeremy irons (particularmente disfrutable en la secuencia en la que le da repetidas órdenes a su despistado gaffer, cuya voz es interpretada por el mismo lynch), la cinta termina luminosamente con una secuencia de créditos que se transforma en un glorioso lynchfest, por el que desfilan motifs y referentes de sus películas pasadas (laura harring, el tronco de twin peaks), presentes (¡el mono y la prima de la peluca!) y futuras (¿nastassja kinski?), todo ante los ojos serenos de una redimida laura dern y al ritmo de una ultragozosa sinnerman (en la versión clásica de nina simone, ¡a huevo!).

clic derecho/descargar
nina simone: sinnerman

~ by alonso ruvalcaba on August 14, 2007.

16 Responses to “inland empire (con download)”

  1. Viene tan pronto como me aviso Sonetero. Vine corriendo.

    Nada más que agregar, magnífica apreciación. Los que decían que ninguna reseña le podía hacer justicia a Inland Empire estaban mal: esto lo hace y de ¡qué manera!

    Gracias, gracias, gracias.

  2. P.D. Obvio decirlo: valió la pena la espera.

  3. Este artículo no hace más que despertar las ganas de conseguir ver este film del siempre inquietante y polémico David Lynch. Muy buena reseña. Saludos!

  4. Una excelente reseña (y un acicate para volver a ver este filme tremendo); felicidades.

  5. Se me olvidó poner la promoción que Lynch realizó para intentar que Dern fuera nominada, y que consistió en un promo tour con una vaca por las calles de LA. Acá lo pueden ver: http://www.youtube.com/watch?v=Ut6zdE8qWj0

  6. Muy buena reseña, muy buena pelicula. Sin un Lynch, los que justamos del cine nos sentiriamos perdidos. Nos hace participes en sus secuencias, aunque a primera vista no nos demos cuenta de que ocurre, incluso no entendiendo del todo.

  7. este es el mejor analisis que he leído sobre el (ultimo) cine de lynch.

  8. Pero…¿¿¿y el cine??? Yo no creo que sea la mejor película de la década, aunque creo que es maravillosa. De todas formas, estoy de acuerdo con que es el equivalente a lo que 8 1/2 fue para Fellini, como Stardust Memories lo es para Woody Allen y Takeshis’ para Kitano, además de varios otros ejemplos de índole “el cine sobre el cine”. Pero, más allá de que se trate de una película sobre la filmación de una película, lo importante es el desborde expresivo espacio-temporal de todo, hasta de lo verdaderamente inasequible y multireferencial-potencialmente interpretativo de formas como unos conejos/ratas/burros comportándose como adultos decadentes (en lo que sería una denotación posible de entre todas).Inland empire no nada más es la sobredosis estilizada de todas las obsesiones temáticas más complejas de Lynch, sino un avance en las formas de su estilo de hacer cine. Perdón, pero me tengo que manifestar en contra de toda clase de etiquetas tipo “lo mejor de entre todo lo demás”, sobre todo cuando se analiza lo que igualmente pertenece al mundo de todas las obras de arte, pues creo que lo que hace que Inland Empire no es sólo la estructura de su fábula y el contexto de sus personajes en la película y junto a otras tantas, sino todo de lo que my poquitos hablan.

  9. WOW. Pues a mí me agradan bastante los dos enfoques. El Love Doctor se va más por la forma y Mauro más por el fondo.

    Sobre la forma, aparte de ese desborde expresivo del que habla el Love Doctor, también está el hecho de que El imperio es de esas pocas películas en que la Luz es un protagonista más, usada por Lynch para esculpir pictóricamente tanto en el tiempo como en el espacio.

    Este protagonismo de la Luz y sus posibiliades entra al juego desde la primerísima IMAGEN de la película: la luz de un proyector dentro de la película que obviamente viene de una luz real que es el proyector de la sala en la que estamos viendo.

  10. La forma es fondo, la historia y la narrativa son nada.

  11. Muy buena la comparación con 8 1/2.

    Me encanta como el cine de Lynch a la primera nos deja rascandonos la cabeza y se queda con nosotros, mientras poco a poco lo que parece no tener tanto sentiendo comienza a tenerlo.

    Este escrito es tambien bastante interesante:
    http://daveguzman.blogspot.com/2007/07/inland-empire-finding-opening.html

  12. budokan: dale que se acaba. en una desas la consigues ya caduca, el cine ya revolucionado al menos otras tres veces.

    alberto: pasamos tu corresponencia y enviamos abrazo.

    guillermo: lo expresaste de una forma inteligente: no nos sentimos perdidos gracias a que lynch nos hace perdernos. y es que sí: buscar (leer, interpretar, sacudir la cabeza con desconcierto) es saber, frente a lynch, que ciertas cosas son.

    león: sería mucha molestia que nos pasaras el mejor análisis sobrel primer lynch? abrazo.

    alejandro: cuáles serían esas cosas que muy poquitos expresan sobre inland? recuerda que este lugar es como el cafecito de la cineteca donde todos comentan namás por el placer de comentar. es por eso que nos atrevemos a decir que calzonzin inspector, por poner un ejemplo, es mejor quel resto del cine mexicano y quel resto vale la pena sólo por ciertos momentos, trátese de la oveja negra, de sexo, pudor y lágrimas o de lo que tú quieras. alguien dijo alguna vez que deberíamos avergonzarnos por hablar sobre música: lo mismo ha de suceder con el cine, con la salvedad de que somos gente muy cínica. anda: échanos tu top 10 de la década.

    en cinécdoque creemos que la discusión sobre la forma y el fondo, sobre historia y narrativa fue rebasada hace mucho… por el mismo cine. abrazo.

    paxton: hablar sobre la luz (o bueno: La Luz) es hablar, a fin de cuentas, sobre la pluma, sobre la mano, sobre la muñeca –pero hastahí. una vez más, un juego especular que nos pone a reconsiderar el trabajo de los empleados cuando llega el patrón lynch a la oficina…

    g_c: tu comentario se parece mucho al de guillermo. puedes revisar lo contestado. gracias por el link.

  13. yo la detesté. y eso que amo a lynch.

  14. Una pelicula totalmente decepcionante, donde Lynch nos muestra su faceta mas pretenciosa y egocéntrica. He admirado y analizado varias obras de Lynch con verdadero interés, pero este conjunto de ideas vagas y diálogos lentos y sin sentido no resiste la menor reflexión por parte de nadie. Hasta podría asemejarlo con estos “artistas” modernos que por el solo hecho de derramar 10 tarros de pintura sobre un lienzo creen que han creado una magnifica obra de arte.
    Esta película en ningun momento llama a la reflexión ni propone sensaciones dignas de ser disfrutadas, la paleta de colores Lyncheanas cansa por repetición y abundancia, el lenguaje esta terriblemente mal usado desde cualquier punto de vista, y las pausas entre cada línea o escena son tan lentas que hay que esforzarse para no quedarse dormido… y para que hablar de la baja calidad digital.
    En resumen, si tuviera que buscar una buena forma de hacerle perder tres horas de la vida a mi enemigo, le haria ver Inland Empire.

  15. […] inland empire/mulholland drive (david […]

  16. This could be this blogs best article I have seen..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: