zodiaco (con download)

sabemos del fincher pedero de fight club, el de luces contrastadas, colores intensos, azotados, texturas híper realistas, maquillaje madreador. ese fincher fue depurado en seven (o bueno: se7en): john doe se revela realmente como un arcángel vengador y omnipresente a través de una tesitura que hiere la retina. el esfuerzo se concentra en mostrar el pecado como algo escurridizo, implacablemente contagioso. pero no es tanto un ejercicio sensacionalista como una cátedra de literatura. basta revisar los diálogos entre somerset y mills: los truculentos hilvanes de la mente criminal y la aplicación de métodos inductivos hacen de seven un tour de force a través de los niveles de interpretación: la cita final sintetiza con maestría la tesis fincheriana del ocio creativo: “ernest hemingway once wrote: ‘the world is a fine place and worth fighting for.’ i agree with the second part”.

panic room no nos interesa lo suficiente porque justamente parece saltarse dicha máxima: aunque la dirección exprime hasta la última gota de una historia que bien pudo haberse quedado en la media hora de interés genuino, el matasellos es borroso, su tinta no es indeleble. por fortuna fincher retoma el camino de la literatura, del personaje provocativo que viaja a través de sus obsesiones para descubrir lo relativo de la verdad –vimos que antes fue lo relativo del pecado. el estilo es ahora mucho más moderado, si bien hay un par de rúbricas por ahí: el registro de la casa de leigh (las ardillas también pueden ser instrumentos de horror) es un buen ejemplo, pero sobre todo la escena de la mujer y su bebé, tan finamente narrada a dos tiempos (desarrollo y solución del crimen): la tensión dramática que logra es absolutamente perturbadora. lástima que los archivos de youtube no registren aún ese momento.

es cierto que la película se disuelve durante un largo periodo con el caso: cuanto más indignante es la frustración de los investigadores, mayor es la distancia que toma el relato, tanto de la diégesis como del espectador: seguramente ha provocado más de un bostezo. pero las cosas retoman su lugar al momento de volver a la sustancia, a un jake gyllenhaal muy concentrado, a un mark ruffalo extrañísimo en su personificación –rayando en lo genial: un incrédulo con voz amanerada venido a menos y luego reanimado por el entusiasmo del caricaturista graysmith. es ahí cuando la frase final de seven cobra sentido y se encadena con el sensacional primer momento de zodiaco: robert deja a su hijo frente a la escuela, se pone en cuclillas y le dice al niño al mismo tiempo que aparece el título: “learn a lot”. graysmith se encierra, no en la imposible mente del asesino, sino en las posibilidades del enredo mismo de la película. la ambigüedad recobra un valor inusitado para una trama hollywoodense, cuyos productores suelen desvivirse por ser complacientes.

bonus points:

1. robert downey jr. (paul avery) como nos gusta en cinécdoque: decadente, borracho, cínico (graysmith: “does anybody ever call me names?”, avery: “you mean like ‘retard’?”, graysmith: “yeah”, avery: “no”), mal encaminado, oportunista, alarmista, culero, más cínico (“brindo por nuestra salud… sobre todo por la mía”). un personaje-aliento para una película no muy apta para asmáticos.

2. donovan a la entrada y la salida con

hurdy gurdy man
(ya saben: clic derecho · descargar) (formato m4a, por lo que sólo es compatible con itunes. ustedes disculparán).

~ by gabriel lv on June 20, 2007.

6 Responses to “zodiaco (con download)”

  1. alguien por ahí tiene o ha leído el libro?

  2. Ruffalo está impresionante en la caracterización/construcción del personaje. Se le dan bien los policías complejos (recordar In the cut, de jane campion). La primera hora de Zodiaco -o quizá un poco más, pongamos que hasta el incidente de la madre y el niño- es interesante, sobre todo por la lograda textura setentera, pero después, uff, todo es una hueva desatada.Sobran, fácil, 40 minutos. Uno pide que pase algo (que se encuere Chloe Sevigny, por ejemplo), pero no pasa nada. Y eso no es contención ambigua, es pura hueva complaciente. Propuesta: que alguien recobre el sano juicio e impida, a no ser que se trate de obras maestras, que las cintas rebasen los 100 minutos de duración. P.D. Exterminio 2, it rocks!

  3. Parece que esta película es la consagración para la crítica del director David Fincher. Tengo muchas ganas de verla pero aún no he podido. Para muchos es una suerte de precuela de Seven por las características temásticas. Saludos!

  4. Aquí totalmente de acuerdo con Mauricio. Pero Bonus Points: un sentido del humor fino, adulto y muy hilarante.

    Bueno, no totalmente. Exterminio 2 resultó una bazofia complaciente.

    ¿Qué SEVEN no es un ejercicio sensacionalista? ¡¿Qué?! = )

  5. Y sí, que las películas no rebasen los 120 minutos. ¿168 para los Piratas? Están locos los productores…

  6. Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo. It rocks big time! Voy a escribir algo sobre las 2, que me parecen una muy chida respuesta británica a las de Romero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: