cinécdoque: guilty pleasures. 01.

acá arranca la lista de placeres culposos de cinécdoque. pero esta vez va en serio: nada de falsos guilty pleasures que muestren la capacidad que tenemos de ser cool (como los que nos roló guillermo del toro), nada de guiños irónicos para un grupo de iniciados. no se engañen: estos placeres son culposos de veras, mierda apestosa por donde quiera que se le vea. (cuando observas la mierda desde arriba, en algún momento la mierda te observa a ti.) primera entrega: mauricio propone:

simitrio. sí, ya sé que inspirational stories sobre personajes que superan la adversidad y alcanzan la admiración social hay muchas y muy culposas; sobre todo cuando se centran en una figura rectora –léase maestro de escuela– que alcanza el reconocimiento comunitario vía el sacrificio personal y una disciplina metahumana. pero como simitrio no, no hay en la historia del cine. olvídense de merengues culposos como to sir with love, the principal, la lengua de las mariposas, a beautiful mind, dead poets society o cualquier película onda hallmark protagonizada por edward james olmos. todas ellas están lejos, muy lejos, a años luz del azúcar de simitrio, la más cursi de las cintas sobre “maestros maravillosos” que haya pensado persona sobre esta triste tierra, tan llena, por cierto, de alumnos rencorosos que en secreto anhelan el reconocimiento del “profe”.

simitrio, de 1960 y dirigida por emilio gómez muriel, cuenta la historia de cipriano, un anciano maestro de primaria (josé elías moreno, usual villanazo del cine mexicano tornado en profe noble de imposible paciencia) que, pese a estar ya bien entrado en el “invierno de su vida”, continúa dando clases en un pueblito bien lindo del méxico profundo. tras decenas de años de arduo servicio, el profesor ha perdido gradualmente la vista, al punto en que ya casi no ve nada. cipriano, ultrasensible, ha sabido suplir la ceguera con una memoria espacial que incluso el mismo daredevil envidiaría, lo que le da la confianza necesaria para hacer la piña de que ve perfectamente; no obstante, todos en el pueblo saben en el fondo de sus corazoncitos que, por más que quiera ocultarlo, el maestro ya está bien ceguetas, lo que lo convierte en blanco de chistes crueles provenientes de uno que otro mierda de la comunidad. un día, en pleno comienzo del año escolar, y antes de que arriben los adultos a la escuela, llegan los padres de un nuevo alumno a avisar que siempre no, que su hijo simitrio no va a entrar al colegio porque se tienen que marchar de emergencia a la capital, por lo que le encargan a los chavos que informen de esto al maestro, pues el nombre de su vástago quedó registrado en las listas de asistencia y no hubo tiempo de avisar para que lo borraran.

los niños, hiperojetes, no sólo no informan nada, sino que cada vez que hacen una travesura mierda orientada a mofarse de la ceguera del profe, le dicen que fue simitrio. ¿quién me tiró un gis? fue simitrio, profesor. ¿quién desatornilló mi silla? simitrio, profe. ¿quién le amarró un hilo al bistec de mi taco, y quién lo jalaba cada vez que intentaba darle una mordida? pos simitrio, maestro. conforme las bromas se van tornando más pesadas, los alumnos se vuelven harto hábiles en crearle voz y personalidad a simitrio. todos aprenden a fingir la voz de tal manera en que el profe no se da cuenta de la inexistencia de simi; y es que para él, tristemente, cada niño luce como una manchota con patas.

lejos de odiarlo por todas sus supuestas travesuras, don cipriano comienza a justificar las acciones de simitrio. “ay, ese niño debe de sufrir mucho y sus diabluras deben ser gritos de ayuda”, reflexiona el magíster mientras escucha a los pájaros trinar en un jardincito del pueblo. incluso, en escapes oníricos involuntariamente inquietantes, se lo imagina triunfando en la política y haciendo grandes cosas para méxico. ahí es cuando a uno le cae el veinte de que la película es una especie de inconsciente fantasía homoerótica, algo así como un doble opuesto de la mala educación. la mentira que vive el profe llega a su fin cuando anuncian el próximo arribo de una inspectora de la sep para evaluar la escuela. los alumnos, temerosos de que los descubran, deciden planificar la muerte de simitrio en un viaje escolar a un lago. mientras el maestro y los chicos descansan y escuchan musiquita (almodóvar, again, debió de haber visto este clásico), llegan unos niños y gritan que simitrio se ha ahogado. don cipriano corre al lago (el cual no sé cómo demonios detecta con su pedo espacial onda daredevil) y, desesperado, intenta rescatarlo. es inútil. ese día, el profe sueña con simitrio y en pleno azotón gay/senil se imagina que éste le toca los ojos y… ¡le devuelve la vista!

el final es glorioso. la inspectora de la sep se da cuenta que el profe está ciego, pero en lugar de cagotear a la escuela, decide darle la medalla al mérito a don cipriano (“¡¡¡la nacional!!!”, grita hiperconmovida la inspectora, en caso de que algún despistado creyera que la medallita era de mero alcance estatal). en medio del desmadre emotivo, agobiados por la culpa, los alumnos le confiesan al teacher que la neta es que simitrio nomás nunca existió. no importa, dice don cipriano al borde de las lágrimas, al final del día, reflexiona, “todos llevamos un poco de simitrio dentro de nosotros”.

~ by alonso ruvalcaba on May 25, 2007.

8 Responses to “cinécdoque: guilty pleasures. 01.”

  1. Carajo, ha de ser tan mierda que nunca la he visto anunciada en el canal De Película. Demonios, tengo que verla.

    Muy buen blog. Sigan así.

    Saludos!
    Manuel (el nuevo Paxton)

  2. Hombre, gracias por recordarme Simitrio, que vi innumerables veces en mi infancia. Gracias por traer a mi memoria tales traumas que creía haber enterrado para siempre… Pensándolo mejor… ¿gracias?

  3. si alguien se apiada de nosotros, consíganos una imagen de simitrio o suba algo a youtube!

  4. Yo solo conseguí esto. Casi me voy de espaldas como Condorito.Ver nota de Simitrio

    A ver qué opinan…

  5. Es la trivia más aberrante que he visto en mi vida jajajaja

  6. Sigo enontrando en ese blog un espacio fundamental para el cine. Saludos!

  7. Les cae? No sé que me dió mas impresión, la historia del profe idiota (no por ciego ok?, o el post de el nuevopaxton, ganadora en San Sebastián!!!!o la del ex Kairo!!!
    No puede ser que ésta mi primera visita y ya me lleve impresiones de infarto!!!

  8. […] guilty pleasures: mauricio i y ii, jarmusch, el planeta de las mujeres (seguimos buscándola!) y del […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: