curse of frankenstein

the ultimate deserter

 the ultimate deserter

si algún día en cinécdoque nos decidimos a ensayar la biografía de un estudio, muy probablemente se tratará de la hammer films: su aproximación a la sangre, al horror, a lo monstruoso y al sexo –sobre todo en su época “clásica”, entre 1955 y 1965– no ha perdido un ápice de su venenosa espesura. un ejemplo: la primera de las góticas de la casa: la maldición de frankenstein (curse of frankenstein, 1957) de terence fisher. bien dice andrew mangravite en the house of hammer (1992): aunque películas posteriores del estudio alcanzan más altos grados de refinamiento, la maldición mantiene la autoridad del primogénito enérgico: es morbosa y fea y anti casi todo. su barón viktor frankenstein (peter cushing) es el primer verdadero antihéroe del género. al dr. frankenstein de whale (1931) lo redimió un deus ex machina/happy ending ordenado por universal; el dr. praetorious de la novia de frankenstein (de whale, claro; 1935) sí va contracorriente pero nunca alcanzamos a sentirlo heroico, sino como un apunte socarrón de whale a la hipócrita censura gringa; al jack griffin del hombre invisible (también de whale, 1933) lo libraba de la locura megalómana el hecho de que fuera un efecto secundario de sus experimentos. el barón de cushing es, sencillamente, un genio que no tiene “ni una gota de impureza química en él, ni una gota de humanidad”: es incapaz de ceder: su experimento debe continuar, a pesar de la cerrazón a su alrededor, incluso a través del asesinato. tampoco es capaz de distracciones de orden moral: cuando su criatura muera él dirá: “te devolveré la vida”. 

y está, por supuesto, la criatura de christopher lee. alto, repulsivo, con graves daños cerebrales, éste no es un monstruo con una incipiente personalidad, como las anteriores “encarnaciones”, sino una criatura: un esclavo del gran genio. (el maquillaje, entre otras cosas, le ganó a la hammer su salvaje reputación y algunos cortes de censura, como uno que se verá más abajo.) si el monstruo de karloff fue “one of the master artifacts of the art déco period”, el de christopher lee es de un roto romanticismo: el mundo de los hombres no lo atrae y no hay nada a lo que pertenezca en la tierra. the ultimate deserter, le dice david skal.  

para ver: trailer, curse of frankenstein (1957) 

 

para ver: la toma del globo ocular cortada por la censura 

~ by alonso ruvalcaba on May 3, 2007.

2 Responses to “curse of frankenstein”

  1. Muy buen blog, la verdad que la Hammer es todo un caso. Hace poco vi “Quatermass and the Pit” y la verdad que me pareció impresionante. Saludos.

  2. gracias, budokan. y el resto de la serie de frankenstein también es maravilloso.

    y cachondo…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: