seis notas acerca de toy story 3

i
el mejor cine planta su punto final con seguridad absoluta de algo. léolo es una tesis de 107 minutos acerca del triunfo del abandono sobre la libertad, los excéntricos tenenbaum una más, pero acerca de la reconciliación; standard operating procedure, en cambio, siembra la duda más grande que es la duda epistemológica ··no es posible conocer nada··. bad lieutenant, en la ciudad blanca, out of the past y otro párrafo de títulos comparten eso. también toy story 2, que emociona absolutamente. a good movie is hard to find. así es el cine más milagroso.

ii
toy story 3 posee algunas armas para lograr la gran conquista: una intro fantástica con el pantone a todo lo que da y la imaginación del hollywood más inmediato. (nota mental: ¿es toy story un homenaje a la iconografía hollywoodense?)

posee un par de nuevos personajes que rayan en la pachequez ··no era necesario añadir muchos más, realmente: los que conocemos eran suficientemente encantadores y vastos··. uno de ellos, el señor espinas ··pricklepants·· es un erizo de peluche que se imagina actor de método; bonnie, la heredera de los juguetes, pudo ser la dueña de la película; el ken metrosexual ··incluso cuando se trata ya de un estereotipo y no de un tipo·· es una excelente venganza nerd ··bien por eso, chingá.

los mejores momentos de la película se hallan en la suma de un sencillo movimiento de cámara y el instante verdaderamente emocional. ejemplo uno: woody flotando con su perpetua sonrisa y ojos brillantes hasta caer en una cama. ejemplo dos: los juguetes despidiéndose de su exdueño y la cámara ··tú·· despidiéndose de los juguetes.

la tenían. era suya. y la dejaron ir.

iii
creo que las cosas estaban mejor cuando pixar era pixar y no dreamworks. o no, pero ése no era el camino.

convertir a buzz en un payaso de shrek no era el camino. tampoco sucumbir ante la burla fácil: el mundo entero puede serlo, pero en toy story 2 ese mundo no importaba. era cosa aparte. si shrek (la uno) funciona es porque se mofa y revierte los cuentos infantiles. toy story, en cambio, habitaba ese plano cómodo de la sencilla belleza del niño domesticado. en la tercera entrega de la saga aparece ya, digamos, la mención del chiste corporativo, y no sé si ése es el camino.

toy story 3 es menos una fábula infantil que una slapstick comedy. ¿era necesario romper esa felicidad? no lo sé. en serio no lo sé.

iv
los males a vencer en toy story 2 eran la enajenación, la falta de interacción, el olvido. acá es uno nadamás: un oso resentido, como pudo serlo un enemigo del 007. (la historia de lotso, que ni qué, es un fragmento en serio chingón). (excelente detalle: lotso ya había aparecido en up
).

v
la imaginería de la segunda parte era absolutamente (eso: absolutamente) algo. sabían, por ejemplo, que sólo por medio de la animación pudimos imaginar la habilidad de un maestro juguetero, o la vasta memorabilia de woody. en cambio la imaginería de la tercera parte no es absoluta. un ejemplo: tengo la impresión de que ya he visto la secuencia del basurero, que es la más larga de la película ··y sí: está anunciada en monsters inc··. tal vez la moción ··que es la imaginación que dispone y usa la tecnología·· sea lo más logrado: las tomas panorámicas de la guardería, la secuencia inicial, el tirito de juguetes entre andy y bonnie o los torpes pasos del bebote, pero, ¿cuántas veces quisiste levantarte de la butaca?

vi
¿es más consciente toy story 3 de que la están viendo más adultos que niños? ¿nacen problemas de esa nueva seguridad?

no sé. yo nadamás pregunto.

About these ads

~ by gabriel lv on June 21, 2010.

6 Responses to “seis notas acerca de toy story 3”

  1. Que tristeza la historia de Lotso, pero gracias por decirme que desde antes era famoso.

  2. Buenas preguntas Gabriel. Muy buenas. Me aclara por qué salí con un poco de ‘angustia en el dedo índice’.
    Sólo que no fui tan lista como para formularlas.

    Seré jotísima, hubo una escena que me pareció fantástica: la de Ken modelando su ropa setentera. Para las que tuvimos una Barbie, la nostalgia de toda la parafernalia todavía vive allí en algún lado.

    Saludos.

  3. no mames, gabo. se ve que nunca tuviste juguetes. o al menos nunca los quisiste.
    (¿comparar toy story 2 con la 3 era el camino?)

  4. ira: a mí me emociona mucho la movilidad ··la animación, a fin de cuentas·· de woody y de buzz. creo que es coraje de infancia: mis muñecos nunca se movieron así.

    otra cosa: qué padre juega bonnie con sus juguetes.

    dulce: sí los tuve. un baúl lleno de caballeros del zodiaco, el halcón milenario, muñecos de the mask, como 20 trompos chinos, etc. adivina qué? los vendí todos por seiscientos pesos. luego me los gastén las makinitas. me trabaron con blanka y con zangief.

  5. [...] verano, obviamente, estuvo dominado por (7) toy story 3 (2010), de lee unkrich, que vale sobre todo por un montaje sorprendente –el de la ruptura moral [...]

  6. [...] story 3 (2010), de lee unkrich. sigue sin gustarme lo james bondesco del asunto, pero bueno: también es quizás la película mejor animada de la historia. [...]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: